La Audiencia condena a Aduanas a pagar 34.000 euros a un astillero vigués por daños

La sentencia concluye que el organismo ocasionó desperfectos a Armada Astilleros en una maniobra contra el contrabando con una de sus patrulleras

12.04.2014 | 01:25

El Servicio de Vigilancia Aduanera deberá abonar al astillero vigués Armada casi 34.000 euros por los desperfectos ocasionados en sus instalaciones en 2012. Una sentencia de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional acaba de estimar la reclamación del astillero olívico -había sido desestimada en una instancia anterior- por la que exige al órgano dependiente de la Agencia Tributaria el coste de los arreglos que tuvo que realizar tras padecer los efectos de una maniobra desafortunada de una de sus patrulleras dedicadas al control marítimo durante una operación contra el "contrabando", según la Agencia Tributaria.

Los hechos se remontan al 23 de mayo de 2012. La patrullera Halcón del Servicio de Vigilancia Aduanera se dirigió a la dársena del astillero, en Bouzas, para inspeccionar el pesquero Ghandi, que en ese momento permanecía varado en el taller. Según figura en la sentencia, ante la "imposibilidad" para aproximarse al muelle de Armada -por "falta de calado suficiente" y la "gran suciedad apreciada" en el entorno, según la Administración- la patrullera decidió separarse y atracar en otro muelle cercano. La operación se hizo -alega Aduanas- "a las mínimas revoluciones a y a una distancia de 100 metros del astillero".

Durante esa maniobra -según denuncia el astillero- la patrullera causó "severos daños" en las vías de varada con los chorros de propulsión de los jets. La empresa asegura que los desperfectos "inutilizaron" parte de la instalación hasta el punto de que impidieron botar el buque Ghandi y varar otros navíos. Para demostrarlo, Armada aportó fotografías en un acta notarial y un peritaje. Sin embargo, un buzo de Aduanas que examinó poco después el Halcón apuntó que no había arañazos o golpes que demostrasen ningún impacto.

La patrullera justificó en su día que se había desplazado con "precaución" y no se podía demostrar una relación entre los daños y la maniobra del Halcón. En su fallo la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional recuerda sin embargo que los daños reclamados por el astillero están "acreditados" mediante un peritaje "que destaca la acumulación de grava de relleno desplazada encima de los raíles, a los que oculta, así como amontonamiento de fango mezclado con grava"; y resalta que el astillero no achaca los desperfectos a un golpe, sino a las turbinas durante la maniobra con la que la patrullera se alejó. Por esa razón estima el recurso de Armada y condena a Aduanas a abonarle 33.925 euros, el coste de la reparación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine