PSA-Vigo ajustará personal eventual en mayo por la menor demanda de sedanes

La medida afectará a un centenar de empleados que llevan más de un año en plantilla - El tirón de las furgonetas atenúa la bajada de estos modelos y de los monovolúmenes

11.04.2014 | 01:05
Un trabajador del centro de Vigo de PSA Peugeot Citroën, en el taller de montaje del Sistema 1. // R. Grobas

El centro de Vigo de PSA Peugeot Citroën reducirá su colchón de trabajadores eventuales por la menor demanda de sedanes y, en menor medida, de monovolúmenes detectada para el próximo mes, según informó ayer la dirección de Balaídos al comité de empresa. El ajuste afectará a algo más de un centenar de empleados que llevan más de un año en la factoría (por lo que tienen asegurada la prestación de desempleo), la mayoría del taller de montaje. Los modelos sedán se han visto perjudicados en los últimos meses por la inestabilidad política y social que sufren algunos de sus mercados de destino y por el diferencial cambiario, como avanzó FARO el miércoles. La caída de estos vehículos y de los monovolúmenes se ha atenuado en parte por la subida de las ventas de los comerciales ligeros Berlingo-Partner.

En concreto, la dirección de Balaídos detectó un excedente de personal aproximado de 109 trabajadores para el volumen de actividad programado en mayo, sobre todo en la zona de ferraje de los sedanes (que a partir del día 5 trabajará con un solo turno, frente a los dos actuales), aunque también se verán afectadas otras partes de la planta como pintura, la zona de ferraje de los monovolúmenes y el taller de embutición, en menor medida. Estos trabajadores serán trasladados a otros puestos en las instalaciones de montaje, ahora ocupadas por empleados eventuales que llevan más de un año en plantilla, que serán los que tengan que abandonar el centro.

Después de un 2013 al alza y un primer trimestre del año en el que PSA-Vigo consiguió mantener e incluso aumentar ligeramente las cifras de producción del año anterior (con más de 108.000 vehículos), el segundo trimestre ha moderado su marcha por las menores ventas de los sedanes y de los monovolúmenes. Para junio incluso se ha programado un día general de inactividad para toda la planta viguesa, y la línea de monovolúmenes parará dos días a mayores para adaptarse a una demanda más moderada tras los meses de lanzamiento. Esta situación podría variar en julio, mes en el que la actividad tiende a repuntar antes de la parada de tres semanas de vacaciones de agosto.

Por otra parte, la planta del grupo PSA en Rennes (Francia), que fabrica modelos como el Citroën C5 o el Peugeot 508, contará con medio turno de producción menos a partir de junio, según indicaron fuentes sindicales. Este recorte afectará a unos 600 trabajadores del centro, aunque no habrá despidos. La situación de Rennes contrasta con la de otras plantas francesas como Mulhouse, que ha tenido que aumentar la cadencia para cubrir la demanda creciente del Peugeot 2008, o Sochaux, impulsada por el éxito del Peugeot 308.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine