El Ejecutivo amplía las ayudas a vehículos comerciales para alentar la renovación de flotas

03.08.2013 | 09:45

El Consejo de Ministros aprobó ayer la ampliación del Plan PIMA Aire de estímulo para la compra de vehículos comerciales a los vehículos de tipo turismo con el fin de estimular la renovación de las flotas de empresa, un canal de ventas que sufre continuas pérdidas. El Plan de Impulso al Medio Ambiente (PIMA Aire) es una iniciativa que el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, puso en marcha el pasado 8 de febrero para promover la eficiencia energética, reducir las emisiones de CO2 y mejorar la calidad del aire con la renovación de las flotas de vehículos comerciales, y ahora de turismos, de las empresas con el fin de estimular la actividad económica. La modificación del Plan cuenta con una dotación de 38 millones de euros, y amplía el número de beneficiarios y de las categorías de vehículos incluidos hasta ahora. Para ser beneficiario se deberá achatarrar cualquier vehículo, turismo o comercial, con una antigüedad de más de siete años.

Enlaces recomendados: Premios Cine