Los autónomos, el eslabón débil de la cadena

Ven con buenos ojos la ley del emprendedor, aunque no sea su perfil, pero exigen "que se cumpla" - Creen que el Gobierno los considera trabajadores "de segunda" - Piden facilidades para contratar y crédito a un interés decente

26.05.2013 | 04:12

La nueva legislación del Gobierno evitará que a autónomos a los que les vaya mal el negocio se le embargue la vivienda propia. Y si no cobraron sus facturas, no adelantarán el IVA. Hubo avances en los periodos de abono tras la ley de morosidad "pero no siempre se cumplen", critica el sector. Los protagonistas de este reportaje explican las trabas del día a día de los "autónomos de toda la vida". "Realmente es la peor crisis y el autónomo no puede más. Siempre nos han dejado un poco de lado pero, poco a poco, vamos ganando terreno y derechos", afirma el presidente de ATA-Galicia.

Han conseguido "avances" en los últimos treinta años, como la cobertura de bajas, los permisos de paternidad o regular la base de cotización para elegir tramos de pago según ingresos. No obstante, hay tantos tipos de autónomos "y cada uno es diferente", explica el propio sector, que la legislación sigue "quedándose corta" y exigen "más facilidades". Históricamente, siempre han tenido la sensación de ser, para el Estado, "trabajadores de segunda", en comparación con los asalariados, en el Régimen General. No son grandes empresas, son autónomos, "como el de toda la vida, el panadero, el carpintero, el del bar", comentan los protagonistas de este reportaje. Muchos no se consideran ni pymes, aunque en forma lo sean: "autónomo con uno, dos o tres empleados", lo común.

"Es que somos realmente los que generamos empleo, sin embargo, tenemos todos los deberes y los mínimos derechos. La reforma laboral tampoco nos ha beneficiado en nada, porque, ¿a quién beneficiaron los ERE? A las medianas o grandes empresas, porque a nosotros no, que normalmente empleamos a gente próxima. Y así estamos", comenta Andrés Reboreda, que junto a su hermana tiene una empresa de cuidado y aprovechamiento forestal. Aplauden la nueva ley de emprendedores, que aunque el nombre no es exactamente su perfil (sí el de parte de autónomos pero no de todos), permitirá crear empresas en 24 horas y no embargará bienes. Pero exigen que se cumplan: "porque hay otras aprobadas que no se están cumpliendo", denuncia Reboreda.

Además de la mentalidad, pues el autónomo más tradicional no se considera empresario "ni tiene las ayudas a las que accede una empresa", critica Andrés, y pese a lo que han avanzado, sí expresan quejas sobre "todas las trabas acumuladas, debido a las normas". "Insisto, la reforma laboral benefició a los medianos y grandes y nosotros, con la crisis encima, quedamos más apretados. ¿Lo de la ley de morosidad? Depende de la Administración que te deba las facturas pero hasta el momento no te pagan a tiempo. Te imponen abonar un IVA sin cerrar pagos, entre otras cosas", añade Reboreda.

El tema de adelantar el IVA es precisamente una de las medidas introducidas en la nueva ley de emprendedores del Gobierno, desglosada esta semana. "Hasta ahora teníamos que abonar el IVA trimestralmente, te pagaran o no las facturas pendientes de pago. Ahora eliminan esto, que era una de nuestras reivindicaciones", expresa Rafael Granados, presidente de ATA Galicia. Otra de las demandas del sector incorporadas ahora a la legislación es, según Granados, "que no te embargan la casa (hasta un valor de 300.000 euros) si el negocio te va mal". "Además, también se evitará el embargo del negocio, en caso de deuda, con la opción de negociarla antes para poder llegar a un acuerdo, incluso con una quita", destaca Granados, quien añade que faltan cosas por lograr, claro, como cotizar a tiempo parcial, por ejemplo, o que fluya el crédito a un interés decente.

"Realmente es la peor crisis y el autónomo no puede más. El Gobierno siempre nos tuvo un poco de lado, es cierto, pero vamos ganando terreno", añade Granados, que también subraya las facilidades para el pluriempleo en la nueva legislación, para evitar prácticas del pasado. Esboza los últimos datos: "por segundo mes hay más altas, un poco más de 200, pero se sigue destruyendo empleo en el sector, sobre todo en Lugo y Ourense; A Coruña y Pontevedra van mejor", traslada Granados, que celebra los avances en los cambios legislativos: "serán positivos, eso espero".

Enlaces recomendados: Premios Cine