Cumbre en Moncloa

Rajoy rechaza cambios en la reforma laboral

El presidente está "muy satisfecho" con su evolución -Junto a Passos Coelho ha pedido que la UE haga "más"

13.05.2013 | 21:23
Rajoy rechaza cambios en la reforma laboral

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha asegurado este lunes que no tiene intención de cambiar la reforma laboral "ni en una ni en otra dirección" y se ha mostrado "muy satisfecho" con su evolución y sus resultados.

En rueda de prensa con el primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, en el Palacio de la Moncloa, Rajoy ha defendido los beneficios de la reforma laboral el mismo día en el que el comisario europeo de Empleo, László Ándor, ha propuesto que España contemple la implantación de un "contrato único abierto" para frenar el desempleo.

Las palabras del presidente del Gobierno se producen también después de que el semanario alemán "Der Spiegel" haya informado de que el Ejecutivo alemán considera que sus socios deben acometer más ajustes, y en el caso de España espera más reformas en su mercado laboral.

Rajoy ha asegurado que la reforma laboral es muy positiva, ya que ha permitido ganar competitividad y flexibilidad para no despedir a trabajadores, y ha señalado que está "muy satisfecho" con su evolución.

"La UE debe hacer más"
Además, el jefe del Ejecutivo ha coincidido con Pasos Coelho en que la UE "puede y debe hacer más" por la estabilidad de la eurozona y han asegurado que medidas a favor del crédito y contra el paro juvenil son "urgencias nacionales y europeas".

Según ha defendido Rajoy, la Unión Europea debe demostrar "el mismo empeño de los estados miembros para asegurar la estabilidad de la zona euro".

Así, ha recalcado que a nivel europeo es "imprescindible" que se adopten en paralelo a los esfuerzos nacionales "medidas de acompañamiento para acelerar sus efectos positivos", entre ellas cumplir con el calendario de la unión bancaria y tomar medidas para asegurar el crédito a familias y pymes y sobre todo para paliar el gran problema del paro juvenil.

"Son tres temas capitales y urgentes", ha insistido Rajoy, para quien "el test de credibilidad de la UE es la unión bancaria".

En lo que se refiere a las medidas nacionales, el presidente del Gobierno ha subrayado que la reforma laboral es muy positiva al servir para ganar competitividad y flexibilidad y para no despedir a trabajadores, ha señalado que está "muy satisfecho" con su evolución y ha subrayado que no tiene intención de cambiarla.

En relación con un supuesto plan de Alemania y Francia para combatir el alto desempleo juvenil en el sur de Europa, ha asegurado que "cualquier iniciativa" sobre empleo juvenil va a contar con su apoyo, aunque ha recordado que por el momento es una propuesta que simplemente se ha publicado en prensa.

Unión bancaria

En cuanto a la unión bancaria, ha considerado que en sí misma es muy positiva, ya que permitirá que haya un solo supervisor, un mecanismo con reglas de juego europeo, una recapitalización directa de los bancos, una separación entre el riesgo soberano y el bancario, así como un depósito de garantía común.

En este sentido, ha incidido en que lo acontecido en Chipre no se hubiera producido con la unión bancaria y ha añadido que no tiene ninguna duda de que habrá acuerdo entre los miembros de la UE al respecto.

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo español ha expresado su más "firme y solidario" apoyo a las medidas y reformas del gobierno portugués, y ambos han convenido acrecentar los contactos entre gobiernos para "concertar posturas y proponer nuevas medidas que desde la UE puedan tomarse en los próximos meses".

En concreto, han considerado que es importante la rápida conclusión de un acuerdo entre el Parlamento Europeo y el Consejo para el próximo marco financiero plurianual, ya que es la prioridad para desplegar "con prontitud" el fondo de empleo juvenil, los nuevos fondos de cohesión y política agraria común.

Enlaces recomendados: Premios Cine