El Gobierno crea una cámara de comercio nacional para impulsar las exportaciones

La nueva ley solo permite a las cámaras financiarse con sus propios servicios y aportaciones voluntarias - Contribuirán a la formación dual - La retribución de sus cargos será pública

11.05.2013 | 09:46
Manuel Teruel. // Efe
Manuel Teruel. // Efe

El Gobierno aprobó ayer el anteproyecto de Ley Básica de Cámaras de Comercio, que contempla la creación de la Cámara de Comercio de España, que actuará en representación de todos las cámaras del país y centrará su actividad en el apoyo a la internacionalización de las pymes y en la nueva formación dual que pretende impulsar el Ejecutivo para reducir el paro juvenil.

Al término de la reunión del Consejo de Ministros, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, indicó que la nueva Cámara de Comercio de España sustituirá al actual Consejo Superior de Cámaras de Comercio, y aseguró que será una "marca comercial de gran fuerza" para ayudar a la salida al exterior de las empresas españolas y para abrir la puerta de los mercados internacionales a las pymes.

Así, la Cámara de España tendrá a su cargo, en coordinación con la red nacional e internacional de Cámaras y las propias administraciones públicas, el desarrollo efectivo del Plan Cameral de Internacionalización y del nuevo Plan Cameral de Competitividad, así como el objetivo de impulsar en España la formación profesional dual como ejes centrales de su actividad.

La nueva ley no contempla la recuperación del recurso cameral permanente y establece que la financiación de estos organismos se basará en los ingresos que se generen por los servicios que presten y por las aportaciones voluntarias de empresas.

De acuerdo con este nuevo régimen de financiación, la ley permite a las Cámaras incentivar las contribuciones voluntarias pudiendo dar, si así lo estiman conveniente, una mayor representatividad a las empresas que hayan realizado contribuciones en sus órganos de gobierno.

No obstante, la norma precisa que estos incentivos estarán limitados a la obligación de mantener la representación mayoritaria en los mismos de todas las empresas a través de un proceso electoral basado en el sufragio universal y la elección democrática de dichos órganos.

Otras novedades de la ley es que se incluye la obligación de hacer públicas las retribuciones de los altos cargos y máximos responsables de las Cámaras, se elimina la obligación de que exista, al menos, una Cámara por provincia y se homogeneiza el régimen jurídico de todos sus trabajadores al régimen laboral ordinario (una parte del personal de las Cámaras estaba sujeto a un régimen especial que data del año 1936).

También destaca el nuevo papel de las Cámaras en la formación profesional dual como objetivo a potenciar en España, donde la tasa de paro supera el 50% entre los menores de 25 años y el papel que pueden desempeñar las Cámaras en este sentido. El texto legal contempla que las Cámaras puedan participar, con las administraciones competentes, en la organización de la formación práctica en los centros de trabajo, incluida en las enseñanzas de la formación profesional, en especial en la selección de centros de trabajo y empresas, en la designación y formación de tutores y en el control y evaluación del cumplimiento de la programación.

La nueva ley contempla, asimismo, funciones nuevas de las Cámaras como la prestación de servicios en materia de comprobación material del cumplimiento de los requisitos legales y también funciones en materia de innovación y simplificación administrativa en los procedimientos para el inicio y desarrollo de actividades económicas y empresariales y de la implantación de la economía digital en las empresas.

Satisfacción

El presidente de las Cámaras de Comercio, Manuel Teruel, afirmó que la nueva ley supone "un revulsivo y una ilusión muy importante" y subrayó que servirá para ayudar a las pymes a salir al exterior y a generar empleo. Teruel celebró que se reconozca el nuevo estatus jurídico, "que se iba dilatando", y valoró que el anteproyecto recoja la vocación de servicio que han tenido las Cámaras desde hace 125 años.

El director gerente de la Cámara de Comercio de Vigo, José Manuel García Orois, reconoció que la norma devuelve la representación "universal" a estos organismos y consolida su vocación de servicio a las pymes. Lo mismo opinan el presidente y el gerente de la entidad de Tui, Gumersindo Alonso Gestoso y Javier Pérez Alves, respectivamente. Estos afirmaron que queda por conocer cuál será la financiación pública asociada para el ejercicio de sus funciones.

Miguel Falcón, presidente de la Cámara de Vilagarcía de Arousa, confió en que la futura ley se adapte al marco jurídico gallego. "Veremos cuál es la capacidad del Gobierno a la hora de negociar las enmiendas", apuntó. Falcón valoró también "que se nos deje participar en el modelo educativo a través de la formación dual".

Enlaces recomendados: Premios Cine