El naval presiona en Bruselas para que no se devuelvan las ayudas del anterior ´tax lease´

Pymar avisa de que la "guerra comercial" abierta por Holanda solo beneficia a Corea del Sur y a China - Competencia evita recibir a los representantes de los astilleros

09.05.2013 | 07:32
El naval presiona en Bruselas para que no se devuelvan las ayudas del anterior ´tax lease´
El naval presiona en Bruselas para que no se devuelvan las ayudas del anterior ´tax lease´

La guerra comercial desatada por Holanda con la denuncia al tax lease español puede acabar cargándose a todo el sector naval europeo. Lo asegura sin tapujos Pymar, la sociedad que representa a los pequeños y medianos astilleros españoles, cuyos responsables han acudido esta semana a Bruselas para pedir a la Comisión Europea (CE) que no reclame la devolución de las ayudas del antiguo tax lease (el sistema de bonificaciones fiscales del naval suspendido por la Comisión en junio de 2011). Pymar asegura que la batalla jurídica que sigue al tax lease, con el cruce de denuncias entre las patronales de astilleros de España y Holanda, puede abocar al cierre a la industria naval comunitaria y solo beneficia a los constructores de China y Corea del Sur, que "ya han empezado a hacerse con contratos que en condiciones normales se hubieran quedado en España o en la UE".

La delegación de Pymar, encabezada por la consejera delegada de la sociedad, Almudena López, mantuvo encuentros con responsables de las instituciones europeas el martes y miércoles de esta semana, ante los que advirtió de la tragedia que supondría exigir las ayudas del anterior tax lease, supuesto que abocaría al cierre a la práctica totalidad de los astilleros y condenaría al paro a 86.735 trabajadores. Según Pymar, sus responsables no fueron recibidos por la Dirección General de Competencia de la CE, el organismo que suspendió el tax lease y está analizando ahora la posibilidad de reclamar la devolución de las bonificaciones fiscales, y al frente del que se encuentra el comisario Joaquín Almunia. Según fuentes de la sociedad, Competencia se negó a recibirlos alegando que no admite visitas mientras se está dilucidando sobre un expediente como el del tax lease.

Los representantes del sector defendieron ante Bruselas los principios de confianza legítima y seguridad jurídica a la hora de aplicar la nueva normativa y señalaron la importancia de que Bruselas "aclare si obliga o no a devolver las supuestas ayudas del sistema anterior" antes de que se ponga en marcha el nuevo. Sobre el principio de confianza legítima, los astilleros ponen como ejemplos episodios como los del matching holandés a comienzos de la pasada década o la carta que la anterior comisaria europea de la Competencia, Neelie Kroes, envió en marzo de 2009 a una ministra noruega en la que dejó constancia de que el tax lease no es discriminatorio.

Pymar ve serios riesgos de que la batalla jurídica que ha generado el tax lease se traduzca en la desaparición del sector a nivel europeo. La sociedad se refiere a los cruces de denuncias presentadas por asociaciones de astilleros de distintos países contra las ayudas que reciben sus competidores. Holanda abrió la caja de los truenos en 2006 con la demanda contra el tax lease español, a la que se sumaron después otros países como Noruega o Alemania. Los constructores de buques españoles (a través de Aclunaga y el Foro Marítimo Vasco), por su parte, denunciaron en 2012 el sistema holandés, lo que dio pie a una nueva investigación de la CE. Si esto sigue así, según Pymar, el sector camina hacia el cierre. Y mientras, los astilleros coreanos y chinos salen ganando. La sociedad recuerda que desde que se suspendió el tax lease han cerrado seis astilleros en España y otros tres están en proceso concursal.

Enlaces recomendados: Premios Cine