Jesús García planta a Sousa tras 49 años en Pescanova y alega pérdida de confianza

Es miembro de alta dirección, asesor del presidente y consejero desde 2006 por Gicsa, sociedad 100% de Sousa - Dimitió el 30 de abril como consejero y aún no se informó a la CNMV

08.05.2013 | 07:34
Jesús Carlos García García, ya exconsejero de Pescanova. // FdV
Jesús Carlos García García, ya exconsejero de Pescanova. // FdV

Lleva 49 años en Pescanova, en la que aterrizó apenas cuatro después de que José Fernández López fundara la empresa en 1960. Pero los últimos acontecimientos acaecidos en la multinacional han hecho capitular al consejero que se presumía más fiel a Manuel Fernández de Sousa más allá de los que le juran lealtad por vínculo sanguíneo. Jesús Carlos García García ha decidido dejar de ser el consejero pretoriano y ya informó al resto de los miembros de este órgano gestor de que, a fecha del 30 de abril, solo es trabajador de Pescanova Sociedad Anónima. Así lo pudo constatar FARO en fuentes de toda solvencia, que apuntaron que García había remitido el lunes por la noche una misiva a los consejeros para informar de su decisión. En la misma, asegura que comunicó su dimisión por escrito al presidente -Manuel Fernández de Sousa- y al secretario -César Mata- el 29 de abril, y entregada por burofax el día 30. Ni Pescanova ni García, no obstante, informaron de este hecho a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En la Memoria Anual del año 2011, la última disponible del grupo pesquero, García aparece en la lista de miembros de alta dirección. Entre ellos está Olegario Casal (que ayer apareció en el Boletín del Registro Mercantil como nuevo apoderado de Novapesca Trading), Pablo Fernández (hijo de Sousa) o César Real (que ha pasado a trabajar para Frigodis y niega haber percibido ninguna indemnización por abandonar Pescanova). El cargo de Jesús García es "asesor del presidente". El único que está en nómina de la empresa, según fuentes próximas a la multinacional.

Sin confianza

"A la vista de los últimos acontecimientos he perdido toda mi confianza". Las palabras de García, lejos de sonar a despedida, son una daga contra su protector y denotan la intención de desvincularse del alma máter de la pesquera. "A título personal no me han podido sorprender más los hechos (conocidos) en los últimos meses", culmina. Un párrafo condenado por varios consejeros ya que, inciden, "es asesor de Sousa y conoce perfectamente lo que se hacía en Pescanova".

"Accedí a formar parte del consejo por ofrecimiento y propiedad del presidente, confiando en la buena gestión", expuso García en la misiva enviada. Entró a formar parte del consejo el 28 de abril de 2006 y su cargo fue revalidado en la junta ordinaria del 6 de abril de 2011. Por tanto, su mandato no expiraba hasta 2015, al contrario que los de Sousa o Alfonso Paz-Andrade, que caducaron el 23 de abril de este año.

"Como consecuencia de esto acudí a las últimas ampliaciones de capital", agrega en la nota. Pero él forma parte del consejo en representación de la Sociedad Gallega de Importación y Exportación de Carbones (Gicsa), controlada al 100% por Sousa. Gicsa vendió 24.400 acciones de Pescanova los días 3, 4 y 7 de enero de este año, de lo que no informó hasta el día 22 del mes pasado. Obtuvo 361.256 euros por estas operaciones. Gicsa (no García) posee el 0,052% de la empresa.

El movimiento de Jesús García es, con salvedades, similar al de Yago Méndez Pascual, hijo del exdirector de Caixa Galicia, José Luis Méndez. La amistad entre Sousa y el banquero coruñés era voz pópuli, pero Yago Méndez se desvinculó del presidente de Pescanova al votar contra la solicitud de concurso de acreedores y pedir su marcha en el consejo del 4 de abril.

Enlaces recomendados: Premios Cine