El euríbor aligera solo en parte las hipotecas

La caída de la tasa a su nivel mínimo (0,528%) abarata unos 57 euros mensuales el préstamo medio, pero los hogares con cláusulas de suelo y los nuevos contratos quedan fuera de la mejora

01.05.2013 | 00:00
El euríbor aligera solo en parte las hipotecas
El euríbor aligera solo en parte las hipotecas

Una parte de los hogares que pagan hipotecas tendrá un alivio en la factura del préstamo desde el próximo mes. El euríbor a un año cerró ayer abril en el 0,528%, nuevo mínimo desde la aparición de este índice, en 1999, de modo que aquellas familias que deban actualizar sus cuotas con arreglo al citado dato conseguirán un ahorro que para un caso medio puede rondar los 57 euros mensuales o 682 euros al año. Ahora bien, esa mejora no llegará a miles de hipotecados que tienen cláusulas de suelo en sus contratos ni abarata en la práctica las nuevas hipotecas, a las que la banca está aplicando ya diferenciales superiores a los tres puntos.

El euríbor se forma como promedio del interés que los bancos se cobran unos a otros por prestarse fondos en euros a plazos cortos en el mercado mayorista. Desde finales de los años noventa es la principal tasa de referencia de los préstamos hipotecarios con interés variable. La evolución del euríbor está conectada con las expectativas del sector financiero sobre los tipos de interés que marca el Banco Central Europeo (BCE). Tales expectativas indican en este momento que el Eurobanco decidirá en su reunión de mayo una rebaja del precio del dinero, ahora en el 0,75%, presumiblemente para dejarlo en el 0,5%. Avalan esta tesis los datos sobre el paro en la zona euro -un máximo histórico del 12,1%, nueva evidencia sobre la necesidad de estimular el crecimiento- y las cifras de inflación, que han caído al 1,2%, desarmando los posibles reparos de los miembros más ortodoxos de la institución con sede en Fráncfort, cuya misión primigenia es preservar la estabilidad de los precios en la región monetaria.

Se confirme o no el vaticinio de una rebaja de tipos de interés, una parte de las economías domésticas se está beneficiando ya a través del euríbor, que lleva siete meses cotizando por debajo del precio oficial del dinero. La tasa hipotecaria ha pasado en un año del 1,368% al 0,528%. Y ha caído casi cuatro puntos desde el máximo mensual que marcó en julio de 2008 (5,393%). El impacto más inmediato para las familias hipotecadas se explica en los siguientes puntos:

Para un préstamo medio de los que se concedían en los años previos a la crisis (115.000 euros de capital, 25 años de plazo de amortización y un interés del euríbor más un diferencial de 0,75 puntos), la cuota mensual pasa de 494 a 448 euros. El ahorro mensual es de 46 euros, 552 al año.

Para una hipoteca concedida unos años después, con condiciones de capital y plazo semejantes, pero con un diferencial de 1,5 puntos, la cuota pasa de 537 a 489 euros.

El ahorro es, en todo caso, para aquellas familias que, conforme a sus contratos, verán revisada su cuota hipotecaria el próximo mes. Quedarán fuera, en cambio, los hogares que tienen cláusulas de suelo en sus préstamos.

La rebaja tampoco está alcanzando a las nuevas hipotecas. Ocurre de ese modo porque los bancos están aplicando diferenciales más altos para cubrir sus riesgos y blindar sus márgenes de beneficios. Según un indicador que elabora la firma Bankimia, especializada en información financiera, el diferencial medio que en abril utilizaron las entidades fue algo superior al 3% y más alto que el de las primeras semanas de marzo. Esto es, el incremento de ese sobreprecio desactiva la mejora que la caída del euribor pudiera tener en las condiciones de las nuevas hipotecas.

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine