Obliga a incluir las devoluciones

Bruselas corrige el déficit de España y lo eleva al 6,98%

Hacienda ha modificado el dato por un nuevo criterio de la UE - El déficit del Estado crece hasta el 2,2% en febrero

27.03.2013 | 14:02

El Ministerio de Hacienda ha modificado el dato de déficit público al cierre de 2012 del 6,74% publicado inicialmente al 6,98%, hasta 73.298 millones, al aplicar un nuevo criterio metodológico propuesto por Eurostat que afecta a las devoluciones fiscales del año pasado.

Según ha explicado la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, este nuevo criterio metodológico tiene en cuenta las solicitudes de devolución por parte del contribuyente sin esperar al acto administrativo que reconocía el derecho a dicha devolución.

Hasta ahora, las devoluciones de impuestos se registraban en la contabilidad nacional en el momento en el que la Administración acordaba la devolución, una vez concluidas las comprobaciones administrativas oportunas de las solicitudes presentadas y con independencia del momento en el que se produjera el pago efectivo.

Según el nuevo criterio, dichas devoluciones pasarán a registrarse en el ejercicio y por el importe que se solicitan por el contribuyente, con independencia de que hubieran concluido los controles administrativos sobre su procedencia.

Así, se debe estimar el importe pendiente de pago de las devoluciones no abonadas al final del ejercicio. Posteriormente, si resultaran cantidades menores a devolver, será necesario corregir dicha contabilización. De hecho, fuentes de Hacienda han explicado que el hecho de realizar estas estimaciones provocará que el déficit del año en curso será susceptible de ser corregido en más de una ocasión.

Como consecuencia de las menores devoluciones que se realizaron en diciembre de 2012, lo que ha provocado ahora el cambio por parte de Eurostat, en enero de este año se realizaron devoluciones, sin incluir las de deuda pública, por un importe de 5.435 millones, un 82,8% más que las 2.973 realizadas en el mismo mes de 2012. Todas las grandes figuras vieron incrementadas sus devoluciones. Así, las del Impuesto de Sociedades crecieron un 11,6%, hasta 2.731 millones de euros, mientras que las de IVA subieron un 49,7%, hasta 1.973 millones, y las de IRPF aumentaron un 176,3%, hasta 625 millones.

Según fuentes del departamento de Cristóbal Montoro, el objetivo de Eurostat es armonizar las cuentas nacionales de los estados miembros para responder metodológicamente a un deseo de la Comisión Europea, que es quien quiere unificar las magnitudes presupuestarias para contar con un criterio más homogéneo.

Sobre si los sucesivos cambios restan credibilidad al país, las mismas fuentes han explicado que es la propia Comisión la que ha pedido a España que envíe los datos cuando los tenga, ya que trabaja en una moderación de los objetivos para los años siguientes.

Sin embargo, han restado importancia a los cambios realizados a lo largo de 2012 en la cifra de 2011 porque entonces la situación era diferente, ya que se trataba de un Gobierno que llegó al poder en una situación determinada y que hizo una apuesta absoluta por la transparencia.

De hecho, han precisado que España tiene la obligación de enviar las cuentas dos veces a lo largo del año: una en abril y otra en octubre y que los datos del año 2011 sólo sufrieron una gran modificación tras ser enviados en abril por el volumen de déficit aflorado por facturas ocultas.

El déficit del Estado representa ya el 2,2% del PIB

Hasta febrero, el Estado registró un déficit de 23.561 millones de euros en términos de Contabilidad Nacional, el 2,22% del PIB, un dato que, según Hacienda, es poco significativo por el adelanto de transferencias a la Seguridad Social y al Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE).

En términos de caja, que considera los ingresos y los pagos cuando efectivamente se han realizado, el déficit llegó en febrero a 15.411 millones, el 1,45 % del PIB frente al 0,87 % del mismo mes de 2012.

Los ingresos tributarios hasta febrero se incrementaron el 1,1 % por el impulso de las medidas normativas puestas en marcha por el Gobierno que hasta este mes se elevan a 2.113 millones.

Respecto a los pagos, el aumento del 1,9 % se debió al incremento en el pago de intereses y al adelanto de transferencias a la Seguridad Social y al SPEE.

Los ingresos no financieros, antes de descontar la participación de las administraciones territoriales en el IRPF, IVA e impuestos especiales, alcanzaron los 29.352 millones, el 15,6 % menos que hace un año.

14.037 millones por IRPF

La recaudación por IRPF ascendió a 14.037 millones de euros, el 5,2 % menos, como consecuencia de la caída del 1,7 % en las retenciones del trabajo afectadas por la contención salarial y la pérdida de empleo.

Los ingresos por impuestos indirectos se elevaron a 8.721 millones, el 5 % menos que el año anterior, mientras que la recaudación por IVA ascendió a 11.615 millones, el 5,9 % menos, que en términos homogéneos representa un incremento del 4,4 %.

Hasta febrero, los pagos no financieros del Estado alcanzaron los 32.860 millones, el 1,9 % más, y los pagos por gastos de personal ascendieron a 3.984 millones, el 0,5 % más, debido, principalmente, al crecimiento del 5,3 % en el gasto en pensiones.

Los pagos por transferencias corrientes pasaron de 19.337 millones en los dos primeros meses de 2012 a 18.625 millones hasta febrero de 2013, consecuencia de las menores transferencias de las comunidades autónomas frente a 2012.

Por otra parte, las comunidades autónomas registraron en enero un déficit en términos de contabilidad nacional de 563 millones, el 0,05 % del PIB, resultado de unos ingresos de 10.179 millones y unos gastos de 10.742 millones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine