El presidente de Navantia asegura que el dique flotante de Ferrol ´no es viable´

Feijóo critica a la firma por las "escasas" gestiones para lograr pedidos - La SEPI asegura que antes de final de año se cortará chapa para Pemex

22.03.2013 | 09:39

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, criticó ayer las "escasas" gestiones que están realizando los máximos responsables de Navantia para conseguir pedidos. Su "deber" es "gestionar y traer pedidos", ya que, aseguró, llevan catorce meses al mando del astillero ferrolano, no hay nuevos pedidos y sus gestiones son "francamente escasas, por no decir nulas".
Feijóo respondió de esta manera a las declaraciones del presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, quien en una entrevista que publicó ayer el diario ABC en su edición gallega asegura que el dique flotante en Ferrol "no es viable" por la situación económica actual.
Los gestores de Navantia lo que tienen que hacer es "gestionar y traer pedidos, solucionar los problemas" del astillero, porque "para eso cobran sueldos públicos para gestionar Navantia, es su deber", señaló.
No es la primera vez que Feijóo pide una mayor implicación a los gestores de Navantia. Lo hizo también, en su papel de líder del PPdeG, en la campaña de las elecciones gallegas celebradas el pasado mes de octubre, cuando tras celebrar los avances con Pemex, instó "a los de Navantia" a "mover el culo" para conseguir pedidos.
Estas declaraciones se produjeron durante una protesta en la que más de 3.000 trabajadores de Navantia Ferrol y Fene y de sus empresas auxiliares cortaron ayer el tráfico durante casi una hora en la ciudad departamental en una nueva manifestación para reclamar soluciones a la crisis del sector.
El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ramón Aguirre, aseguró que Navantia ya cumple con todas las exigencias estipuladas en el contrato con Pemex y también ha aportado ya los avales técnicos y bancarios. Aguirre recalcó que antes de que se acabe el año "se estará cortando chapa en la grada de los astilleros" gallegos para dar cumplimiento al contrato con la petrolera mexicana que, según sus cálculos, supondrá 1,5 millones de horas de trabajo, equivalentes a dos años y medio (31 meses).

Enlaces recomendados: Premios Cine