Quitas

Los poseedores de preferentes perderán entre el 38% y el 61%

El FROB ha impuesto una quita del 61% a Catalunya Banc, del 43% a Novagalicia Banco y del 38% para Bankia

23.03.2013 | 08:20

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha establecido un recorte medio para los tenedores de participaciones preferentes de Catalunya Banc del 61%, mientras que en el caso de los tenedores de preferentes de Novagalicia Banco (NCG Banco) la quita se situará en el 43%, informó el organismo dependiente del Banco de España.

En el caso de la deuda subordinada, la quita para los tenedores de la entidad gallega se situará en el 41% para la perpetua y en el 22% con vencimiento, mientras que para los de Catalunya Banc será del 40% en la perpetua y del 15% con vencimiento.

En el caso de Bankia, el FROB impondrá a los clientes tenedores de instrumentos híbridos descuentos sobre su inversión inicial que se sitúa en una media del 38% en el caso de las participaciones preferentes, del 13% para la deuda subordinada con vencimiento y del 36% si se posee deuda subordinada perpetua.

Además, el FROB ha establecido también las quitas para los instrumentos híbridos de Banco Gallego, en el que cuenta con una participación del 99,9%. En este caso el recorte para los tenedores de preferentes será del 50%, en la deuda subordinada perpetua del 39% y del 11% con vencimiento.

Una vez recomprados los instrumentos, se impondrá la reinversión del importe de la recompra en instrumentos de capital de las entidades correspondientes. En el caso de Banco Gallego, al estar en marcha un proceso de venta de la entidad, públicamente anunciado, el FROB señala que cabe la posibilidad de que el posible comprador ofrezca una alternativa en instrumentos de capital propios.

El FROB espera que ninguna de las entidades que tienen que hacer frente a los procesos de arbitraje tengan que recibir más dinero. "En el caso de Catalunya Banc y Novagalicia Banco, los arbitrajes ya están hechos en una proporción muy elevada. Cumplen con los recursos propios y no hay que inyectar más capital. En el caso de Bankia, lo previsible es que tenga suficiente capacidad de generación para cumplir con los efectos del arbitraje", han puntualizado fuentes de este organismo.

Por otra parte, como se ha anunciado este viernes por el Gobierno, el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) podrá ofrecer a los inversores minoristas, que como consecuencia del canje se conviertan en titulares de acciones no cotizadas de las entidades y que no dispongan de una vía de liquidez alternativa, la recompra de estos instrumentos al precio que se determine. Será el FGD el que adopte este precio, al que se podrá añadir un descuento posterior, según fuentes del FROB.

Para poder llevar a cabo esta operación, se ha exigido a las entidades bancarias una derrama de 2.000 millones de euros, una cantidad que el FROB considera "más que suficiente" para dar liquidez a estos productos.

Asimismo, la Comisión Rectora del FROB ha acordado instar a las entidades en las que tiene una posición accionarial relevante (CX, NCG y BFA-Bankia) la puesta en marcha o en su caso la culminación de los arbitrajes de consumo que permitan una respuesta ágil frente a reclamaciones de clientes relativas a la comercialización de participaciones preferentes y en su caso de deuda subordinada.

En este sentido, fuentes del organismo que lidera Antonio Carrascosa han indicado que entre el 25 y el 30% de los casos de arbitraje de preferentes han dado la razón al afectado.

Un céntimo la acción de Bankia

El FROB ha fijado además en un céntimo por acción el precio al que entrará en Bankia, que aplicará un 'contrasplit' de 100 acciones por 1 para que los títulos tengan liquidez, informó el organismo.

Los 4.800 millones en manos de titulares de preferentes y bonos subordinados se canjearán por acciones de la entidad al mismo precio de un céntimo.

El número de acciones de Bankia ascenderá aproximadamente a 1,55 billones, que una vez realizado el 'contrasplit', se situará en 15.000 millones de acciones.

El objetivo del equipo gestor de Bankia con esta operación es evitar que la acción, que hoy cerró a 0,251 euros tras caer un 3,83%, quede estrangulada, como ha ocurrido con la del Banco de Valencia, que cotiza con dificultades desde que el 4 de marzo, una vez se materializó la devaluación del valor nominal de su acción.

Enlaces recomendados: Premios Cine