Rajoy se decide a corregir sus previsiones económicas ante la gravedad de la recesión

Luis de Guindos prepara una estimación "muy conservadora" de la situación del país - Dos de cada diez desempleados mayores de 55 años no tendrán derecho al subsidio

21.03.2013 | 07:37

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, avanzó ayer ante el pleno del Congreso que el Ejecutivo modificará sus previsiones económicas para 2013, para adecuarlas, dijo, a la evolución de los acontecimientos. Respondió así a una pregunta del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, sobre el cumplimiento de las previsiones macroeconómicas del Ejecutivo, que eran las más favorables de todas las presentadas por organismos internacionales e instituciones. El Gobierno ha mantenido hasta ahora su pronóstico de que la economía decrecerá el 0,5% este año, cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea, entre otras organizaciones, prevén que el decrecimiento se mueva entre el 1,4% y el 1,5%.

"Estamos estudiando todas las informaciones disponibles hablando con la Comisión Europea y, si es necesario, procederemos a una rectificación, a un cambio en esas previsiones, igual que han hecho el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea", señaló Rajoy ante la posibilidad de una modificación en las cifras macroeconómicas de España para 2013. Poco después, fue más tajante: "De hecho, creo que vamos a cambiar las previsiones".

En los pasillos del Congreso, y en declaraciones a los periodistas, el ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó que antes de que en abril se envíe a Bruselas el programa de estabilidad, estará listo un nuevo cuadro macroeconómico. Y señaló que las nuevas previsiones serán "muy conservadoras" a fin de que la senda de ajuste fiscal sea "muy creíble".

El ministro afirmó que se tendrán en cuenta los planteamientos de la Comisión y los socios europeos, el procedimiento habitual mediante el cual se van adaptando a la percepción de la realidad tanto la senda de déficit público como las proyecciones económicas.

Otro anuncio realizado ayer por el Gobierno es que el 20% de los nuevos beneficiarios del subsidio por desempleo para mayores de 55 años no tendrán derecho a él, según afirmó ayer la ministra de Empleo, Fátima Báñez. Y es que no cumplirán los nuevos requisitos introducidos por el Ejecutivo del PP en su última reforma de las pensiones, que establece que para tener derecho a esta prestación, además de las rentas del beneficiario, se sumarán las de a unidad familiar y se dividirá entre el número de miembros, de forma que el resultante deberá ser inferior al 75% del Salario Mínimo Interprofesional.

Enlaces recomendados: Premios Cine