Rescate financiero

Chipre descarta ahora la tasa al pequeño ahorrador

El Gobierno no gravará las cuentas de menos de 20.000 euros - Necesita 6.000 millones para recibir ayuda

22.03.2013 | 22:12
Ciudadanos chipriotas hacen cola ante un cajero.
Ciudadanos chipriotas hacen cola ante un cajero.

El Gobierno de Chipre descarta una tasa a los depósitos bancarios inferiores a 100.000 euros, aunque no que se grave a los superiores a esa cuantía, dijeron a Efe fuentes gubernamentales.

"Estamos teniendo en cuenta la postura de muchos países europeos, en particular la de Alemania, de que no haya una tasa a los depósitos inferiores a los 100.000 euros", explicó a Efe un alto cargo del Gobierno chipriota que pidió permanecer en el anonimato.

Para recaudar parte de los fondos necesarios para el rescate del sistema financiero, se establecerá un "Fondo de Inversión Solidario" que, la prensa chipriota, incluiría valores inmobiliarios del Estado y otros organismos -la Iglesia se ha ofrecido a participar- y en el que participaría también las reservas de los fondos de pensiones.

El Gobierno de Chipre ha llegado a un acuerdo con todos los partidos políticos del país para crear un fondo de inversión solidaria que le ayude a captar la financiación necesaria para recibir el rescate de 10.000 millones de euros acordado con la 'troika' --la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Montario Internacional (FMI)--.

"A raíz de una propuesta del presidente de la República se ha alcanzado un consenso y se ha adoptado por unanimidad la decisión de establecer un Fondo de Inversión Solidaria", anunció el portavoz del Gobierno, Christos Stylianides, en un comunicado.

El ejecutivo presidido por Nicos Anastasiades explicó que esta propuesta está actualmente siendo revisada por la Oficina Legal de la República para estudiar sus términos legales y técnicos.

Así, asegura que si se considera necesario desde un punto de vista legal y técnico, el Consejo de Ministros se reunirá de forma inmediata para aprobarlo y se remitirá al Parlamento para el resto del proceso.

Chipre debe lograr 5.800 millones de euros para poder recibir la ayuda de la 'troika', una cantidad que esperaba inicialmente recaudar con una quita a los depósitos bancarios, propuesta que fue rechazada por el Parlamento chipriota con la abstención del partido del Gobierno y el rechazo del resto de formaciones políticas.

Tras este rechazo, el Gobierno ha estado trabajando contrarreloj en la búsqueda de un 'plan B' que el permita acceder al rescate de la UE y el FMI, ya que el BCE ha anunciado que proporcionará liquidez de emergencia a los bancos chipriotas sólo hasta el lunes si no logra un acuerdo.


Plan "B" de Chipre incluye la reestructuración de bancos en "bueno" y "malo"

El plan "B" que elabora el Gobierno chipriota para reunir los 5.800 millones de euros exigidos por el Eurogrupo a cambio del rescate incluye no solo un denominado Fondo Solidario de Inversión, sino también la creación de un banco "bueno" y otro "malo".

De acuerdo con los detalles del plan que se van filtrando a los medios chipriotas, todos los activos y los depósitos menores de 100.000 euros del Laiki Bank, el segundo mayor banco de Chipre e intervenido por el Estado desde el pasado año, pasarían al Cyprus Bank, el principal banco del país.

Los préstamos morosos y los depósitos superiores a los 100.000 euros del Cyprus Bank pasarían al Laiki Bank, que se transformaría en banco "malo".

Además, está prevista la venta de todos los bienes inmuebles del Laiki, para ir reembolsando a los titulares de los depósitos superiores a los 100.000 euros.

El encargado de la liquidación del Laiki Bank negociará con los morosos la máxima recuperación posible de las deudas, siempre de acuerdo con las informaciones filtradas a la prensa chipriota.

En el Banco Central de Chipre reina el nerviosismo, y por el momento no hay confirmación de ningún tipo.

Ante el Parlamento, donde en breve comenzará el debate sobre el nuevo Fondo Solidario de Inversión, cuyos detalles todavía se desconocen, se congregaron más de un centenar de personas, en su mayoría empleados del Laiki, para protestar contra la eventual pérdida de sus puestos de trabajo.

El secretario internacional del partido gubernamental DISY, Alexandros Sinka lanzó desde su cuenta de Twitter un mensaje de calma a la población al asegurar que "el Laiki Bank no va a cerrar".

"Mantengamos la cordura. En todas partes del mundo se reestructuran bancos en buenos y malos", matizó.

Durante el día y a raíz de los rumores sobre el futuro incierto de este banco, se formaron colas ante los cajeros automáticos algo más intensas que en los últimos días.

Sin embargo, a la vista de que todas las oficinas bancarias permanecerán cerradas hasta el próximo martes, los clientes pueden extraer, en el mejor de los casos, 1.000 euros diarios.

Según algunos medios, la disolución ordenada del Laiki supondría un ahorro de 2.000 millones de euros para el Estado.

Otros 2.800 millones de euros podrían conseguirse a través del citado Fondo Solidario de Inversión, en el que se incluirían valores inmobiliarios del Estado y otros organismos -la Iglesia se ha ofrecido a participar- y parte de las reservas de los fondos de pensiones de los empleados públicos y empresas semiestatales.

Quedarían por reunir otros 1.000 millones de euros. El Gobierno rechazó hoy cualquier tasa a los depósitos bancarios inferiores a 100.000 euros, pero no excluyó un impuesto para los superiores.

Enlaces recomendados: Premios Cine