El futuro de la multinacional pesquera

La crisis en Pescanova deriva en una guerra de comunicados entre Sousa y Carceller en la CNMV

El Grupo Damm y Luxempart, que suman el 12%, acusan al presidente de "ocultar información" - La compañía replica que está informando "fielmente" al regulador y aclara que el consejo sí acordó renegociar las deudas

16.03.2013 | 00:00
La crisis en Pescanova deriva en una guerra de comunicados entre Sousa y Carceller en la CNMV
La crisis en Pescanova deriva en una guerra de comunicados entre Sousa y Carceller en la CNMV

Se rompió ayer el telón de acero entre Pescanova y los dos accionistas díscolos: José Carceller (hermano de Demetrio Carceller, presidente del Grupo Damm) y Luxempart (fondo representado en el consejo por François Tesch). Y se cortó con dos comunicados enviados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el balcón donde se sacuden todos los hechos relevantes de las empresas cotizadas. Aquí quedaron al aire las diferencias entre la cúpula de la compañía y estos dos socios, que suman más del 12% del capital, y que agravan la crisis de la pesquera. Carceller y Tesch aseguraron que ellos no votaron ni ratificaron "la línea de reestructuración de la política financiera del grupo", como Pescanova había sostenido el jueves en otra nota a la CNMV. La respuesta no tardó en llegar. La multinacional aclaró que el consejo sí decidió "continuar" con el proceso de renegociación de la deuda. Seis párrafos en total que desatan un pulso en Pescanova y que condenan abiertamente fuentes muy próximas a la compañía.

¿Qué sucedió? Al terminar el consejo de administración extraordinario el pasado jueves, Pescanova indicó que los consejeros habían ratificado "por unanimidad" la línea de reestructuración de la deuda bancaria, aunque ayer matizó que esa "unanimidad" se produjo en el consejo del 27 de febrero, un día antes de pedir a la CNMV la suspensión de cotización de sus títulos y dos antes de presentar el preconcurso de acreedores. Este matiz sirvió para avivar el fuego entre los rescoldos dentro el máximo órgano ejecutivo de la multinacional con sede en Chapela.

Las acusaciones

Pero la guerra de declaraciones no terminó ahí. Fuentes de Damm aseguraron, en declaraciones a FARO, que Pescanova "oculta información al consejo y a la CNMV" y reiteraron que en el consejo "no se decidió nada". "Fue un encuentro para explicar la situación que hay, y la semana que viene habrá que ver los trabajos de la auditora (por BDO) sobre la situación real de la empresa". Y es que Luxempart y Damm redactaron en su comunicado lo siguiente: "Está previsto que el consejo de administración se reúna la próxima semana tan pronto como sea posible". En Pescanova, por contra, sostuvieron otra cosa: "No existe convocada ninguna reunión del consejo de administración para la próxima semana". Desde Damm reconocieron que este encuentro no está convocado, pero dan por hecho que sí se producirá.

Fuentes del entorno de Pescanova no ocultaron su "desagrado" ante la nota de sus socios e indicaron que "hay orquestada una campaña contra el presidente", Manuel Fernández de Sousa, que informa "fielmente" de todo al regulador. "Para nosotros lo importante es lo que está pasando en la empresa, no queremos perder el tiempo en hablar de ratificación o no ratificación" del presidente, explicaron desde Damm. "Cuando llegue ese momento ya se abordará", concluyeron. Fuentes oficiales de Pescanova declinaron hacer cualquier comentario.

Jueves, 22:49 horas - Pescanova informa que el consejo acordó "por unanimidad" seguir renegociando la deuda.

Enlaces recomendados: Premios Cine