Armón inicia las obras del primero de los dos buques atuneros que hará en Vigo

El astillero adelantará la botadura del segundo anclero a finales de mes para despejar la grada

14.03.2013 | 07:37
Heerema bautizó el primer anclero con el nombre de "Bylgia". // J.S.
Heerema bautizó el primer anclero con el nombre de "Bylgia". // J.S.

Armón ya ha comenzado la construcción en su astillero de Vigo del primero de los dos atuneros que el consorcio asturiano prevé hacer en la Ría, y que forman parte de una serie de nueve buques contratados durante el año pasado, según indicaron a FARO fuentes sindicales. El astillero incluso ha adelantado la fecha para la botadura del segundo buque anclero (de los que se utilizan para trasladar y anclar plataformas de petróleo) que está construyendo para la firma holandesa Heerema y dejar así la grada libre para las obras del pesquero. Armón Vigo es el astillero gallego con más carga de trabajo, con dos buques ancleros de Heerema, un oceanográfico para México y los dos atuneros.

El grupo Armón tiene en cartera nueve atuneros de altura, dos para una empresa vasca y los otros siete para dos compañías mexicanas. Se trata de barcos de unos 78 metros de eslora y 1.500 toneladas de registro bruto, y cuya construcción se ha repartido entre los astilleros de Gijón, Navia y Vigo. En este último caso, los trabajos ya han comenzado con los cortes de chapa y en cuanto quede libre la grada se procederá al ensamblado de los bloques, según explicaron ayer fuentes sindicales. Para acelerar los trabajos, Armón Vigo ha adelantado a finales de mes la botadura del casco del segundo anclero de Heerema, gemelo del Bylgia, botado en la última huelga general, el pasado noviembre. Este segundo buque será bautizado con el nombre de Kolga.

Según cálculos sindicales, este astillero vigués tiene carga de trabajo asegurada hasta mediados de 2015, con un nivel medio de empleo de 400 trabajadores.

"Tax lease"

El sector naval vigués está a la espera de que Bruselas resuelva el expediente abierto al antiguo tax lease a finales de junio de 2011, algo que podría suceder en las próximas semanas, como ya había avanzado FARO. Los astilleros sostienen que mientras no se aclaren las dudas sobre si habrá que devolver o no las ayudas del anterior sistema de bonificaciones fiscales del naval, el nuevo no facilitará la contratación.

Enlaces recomendados: Premios Cine