La Naval achaca la pérdida de un contrato al retraso en la resolución del ´tax lease´

El astillero vizcaíno afirma que el nuevo sistema fiscal será "manifiestamente ineficaz" hasta que Bruselas aclare si hay que devolver las ayudas del anterior régimen español

13.03.2013 | 07:42
José Lores
José Lores

Construcciones Navales del Norte, propietaria de La Naval de Sestao, se sumó ayer a los astilleros gallegos al denunciar que la tardanza de Bruselas en aclarar si se tendrán que devolver las ayudas del antiguo tax lease está provocando la pérdida de importantes contratos para el sector en España. La firma vizcaína confirmó que el armador noruego Østensjø Rederi ha desviado a Corea el contrato de un buque hotel valorado en 220 millones de euros que habría garantizado volumen de trabajo en Sestao hasta 2015, con 1,7 millones de horas laborables, como adelantó este diario el pasado jueves. La Naval argumentó que hasta que la Comisión Europea (CE) no resuelva el expediente del anterior tax lease, el nuevo sistema de bonificaciones fiscales -en vigor desde el pasado 1 de enero- resulta "manifiestamente ineficaz".

El astillero vasco indicó que la pérdida de este importante contrato no es un "hecho aislado" en el sector en este primer trimestre, y que la falta de decisión de la CE "pone en cuestión la solvencia de todos los astilleros españoles frente a los armadores y dificulta el acceso a las garantías y financiación indispensables para la construcción". Para la empresa, mientras no haya una decisión en firme sobre la devolución de las antiguas ayudas (que permitieron un volumen de contratación de unos 7.800 millones de euros entre 2002 y 2010), el nuevo sistema de bonificaciones fiscales español, aprobado el pasado noviembre por Bruselas y en vigor desde el 1 de enero, no resultará atractivo para los armadores extranjeros.

Las críticas lanzadas por La Naval de Sestao son compartidas por el sector en Galicia, donde algunos astilleros también han sufrido en sus carnes la pérdida de contratos por la misma razón. Es el caso de Factorías Vulcano, que tenía serias opciones para hacerse con la construcción de un buque sísmico (con opción de compra sobre una segunda unidad) para la noruega GC Rieber, uno de sus clientes más fieles, por unos 94 millones de euros. La falta de confianza en el actual sistema de bonificaciones y las dudas sobre si las empresas tendrán que hacer frente a la devolución de las antiguas ayudas llevaron a GC Rieber a adjudicar este contrato al astillero noruego Kleven Verft, como ya avanzó FARO (ver edición del pasado 16 de febrero).

En el caso de La Naval, la empresa matizó ayer que la pérdida del contrato de 220 millones se debe de igual forma a la tardanza en la resolución del expediente del tax lease, y no a la obligación del nuevo sistema a mantener el buque abanderado en un país europeo durante un periodo de al menos diez años.

Fuentes del naval vigués confían en que Bruselas aclare la situación antes de que finalice el mes de abril, y que Competencia no obligue a devolver al final las ayudas concedidas en el periodo 2002-2010, lo que condenaría a una mayoría de astilleros al cierre. La CE suspendió el tax lease en junio de 2011, lo que prácticamente paralizó la contratación de grandes buques.

El "RRS Discovery" de Freire, varado en Metalships - El buque oceanográfico RRS Discovery, el más avanzado del mundo en su categoría y construido en el astillero vigués Freire, ultima esta semana la puesta a punto de su casco en las instalaciones de Metalships & Docks, en Ríos (Teis). En la foto de arriba, el barco científico, cuyo armador es el Consejo de Investigación del Medio Ambiente Natural del Reino Unido, puede verse varado en uno de los diques flotantes de Metalships para su pintado.

Enlaces recomendados: Premios Cine