VOTE ESTA NOTICIA
Diagnóstico laboral

El paro no cesa: principales causas que lo agravan

Desde la aprobación de la reforma laboral, la destrucción de empleo ha aumentado el 217% respecto a 2011

04.03.2013 | 23:11
España es el segundo país con más paro de la UE y la OCDE
España es el segundo país con más paro de la UE y la OCDE

1 - Empleo de escasa solidez. España fue el país europeo que, pese a su denostada legislación laboral, más empleo creó entre el fin de la recesión de 1992-1993 y el arranque de la actual, en 2008. Pasó de 12 a más de 19,2 millones de ocupados. Fue en buena medida un empleo de baja calidad y de aluvión, ligado a la "burbuja" inmobiliaria.

2 - Crecimiento demográfico y de la población activa. España es el país de Europa que más aumentó su población durante la época de bonanza: importó 5 millones de personas entre 1996 y 2007 (el 50% de las que llegaron a la UE), atraídas por el fulgor de un crecimiento económico trepidante y necesitado de mano de obra.

3 - "Burbuja" inmobiliaria. El 80% del empleo destruido en España hasta 2011 procedía de la construcción. Este sector llegó a representar en España el 13,3% del empleo y solo la edificación (sin la obra pública) supuso el 9% del PIB. Desde 1996, la edificación creció en España en 5 puntos porcentuales.

4 - Vivienda en propiedad. Diez de los 16 países de la UE con más paro son justo aquéllos en los que, como España, mayor porcentaje de población optó por la vivienda en propiedad y no por el alquiler. Las razones son varias: mayor endeudamiento familiar, excesiva concentración de la inversión y riesgos bancarios en el sector inmobiliario y más dificultades a la movilidad geográfica para aceptar un trabajo fuera del territorio de origen.

5 - Tamaño de las empresas. El 80% del empleo en España depende de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y éstas son las más endebles y vulnerables en caso de una crisis económica. Las empresas con más de 500 trabajadores son las que mejor aguantaron la crisis en España y la mayoría de las 177.000 empresas desaparecidas entre 2008 y 2011 fueron pymes

6 - Plazos de demora en los pagos. La debilidad de la estructura financiera de las empresas se acrecienta porque España es, tras Italia, Grecia y Portugal, el cuarto país de Europa con los plazos más dilatados de pago y con más retraso sobre los plazos convenidos por parte de las administraciones públicas y el tercero (tras Grecia e Italia) con las empresas que más tarde pagan sus facturas.

7 - Política fiscal destructora de empleo. España ha mantenido una política fiscal de rebajas sucesivas de impuestos (situados hasta 2012 por debajo de la media de la OCDE), lo que aumentó la percepción de riqueza y el consumo a la vez que persistieron unas cuotas a la Seguridad Social elevadas en términos comparados (11 puntos por encima del promedio), lo que encareció el factor trabajo. La sustitución de producción nacional destruye empleo.

8 - Fracaso escolar y disfunción formativa. España está 12 puntos por debajo de la media de OCDE en comprensión lectora, según el Informe PISA. Una vez más la España del Norte (la de menos paro) sale mejor en las pruebas que la del Sur. España tiene un gran déficit formativo en buena parte de su población y un exceso de sobrecualificación en el extremo contrario. Y el 80% de la destrucción de empleo se cebó en personas de baja cualificación.

9 - Formación profesional y formación interna. En España solo el 33% de los jóvenes estudia formación profesional. Las empresas propenden a ajustar más su capacidad en las crisis mediante despido cuanto menos cualificado es su personal y más básico es su negocio. Los países en los que se más se buscan alternativas al despido son aquellos con más actividades con valor añadido y con personal muy cualificado y difícil de reponer.

10 - Economía sumergida y corrupción. España es, con Grecia e Italia, uno de los tres países europeos con más economía sumergida y fraude. Coinciden todos los estudios y se apunta hasta un 25% del PIB (el doble que la media de la UE). España es el 30º país más corrupto de 170 y las empresas españolas son las segundas, tras las chinas, que más recurren al soborno para crecer en el mercado exterior.

Enlaces recomendados: Premios Cine