Martinsa apenas reduce un 0,3% sus pérdidas, que alcanzan los 583 millones

La empresa, con una deuda de 3.531 millones, atribuye los resultados a las provisiones de 386 millones - Martín lleva al Supremo su batalla contra Jove por el valor de Fadesa

01.03.2013 | 07:41
Fernando Martín. // Faro
Fernando Martín. // Faro

Martinsa Fadesa cerró 2012 con casi 583 millones de pérdidas (582,83), una cifra ligeramente inferior -1,8 millones, un 0,3%- al ya mal dato del año anterior y que la empresa que preside Fernando Martín atribuye a los 386,8 millones de euros que tuvo que destinar a amortizaciones y provisiones. Estas dotaciones también fueron un 10% superiores a las del ejercicio anterior debido a la revisión a la baja del valor de los activos inmobiliarios de la compañía.

Martín, que responsabiliza en buena parte al fundador de Fadesa de la situación patrimonial de su empresa, mantiene su pulso judicial con Manuel Jove y acaba de presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia que desestimó su demanda por la supuesta sobrevaloración de unos activos inmobiliarios incluidos en la venta que, según Martín, le ocasionaron un quebranto de 1.576 millones de euros.

La cifra de negocio del grupo creado en 2006, después de que Martín comprase Fadesa a su fundador, el coruñés Manuel Jove, cayó un 11% el año pasado, hasta los 160,40 millones de euros, por el agravamiento de la crisis en el sector del ladrillo. Y eso a pesar de que el resultado bruto de explotación -el derivado de su actividad principal- mejoró ostensiblemente, al reducirse las pérdidas de 135 millones a sólo 7,8, fundamentalmente por la mejora de su margen bruto en un 88%. Pero hasta estos márgenes son negativos, de casi seis millones, y Martinsa Fadesa todavía tiene pendiente saldar buena parte de la deuda de cerca de 5.312 millones que tenía con la banca, cuando se aprobó el acuerdo que le permitió salir de la suspensión de pagos en 2011.

Pagos previstos

En la presentación de sus resultados de 2012, la inmobiliaria aclara de hecho que el 31 de diciembre pasado cumplió con los pagos previstos para el ejercicio pasado en el convenio de acreedores, pero lo gordo está por llegar. A cierre de 2012, Martinsa soportaba una deuda neta de 3.531 millones de euros, un 16,5% menos que el año anterior, pero sus cuentas pendientes con la banca ascendían a 5.041 millones de euros. El valor de sus activos sin embargo asciende a 3.452 millones de euros y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya cuestionó en octubre pasado su capacidad de saldar sus deudas.

Martinsa Fadesa ha preparado un plan b para eludir la liquidación de la sociedad si el Gobierno no prorroga en diciembre la suspensión de la norma que obliga a liquidar las empresas con fondos propios negativos. La medida fue suspendida en 2008 a través del real decreto de 10/2008 de 12 de diciembre y la suspensión se ha prorrogado durante los últimos años, pero tendría que volver a entrar en vigor en diciembre de 2013. En caso de que no se produzca una nueva prórroga, Martinsa Fadesa acudirá a lo previsto en el convenio de acreedores de intercambiar la deuda que mantiene con los bancos por participaciones en su capital en el montante que fuese necesario para que sus fondos propios queden en positivo. El patrimonio neto de la compañía ascendía a 31 de diciembre a -3.637 millones, pero las cuentas están sin auditar, por lo que podría haber variaciones.

Martinsa Fadesa está herida pero sigue viva y durante el pasado año entregó, y por tanto facturó, 972 inmuebles entre viviendas, locales comerciales y oficinas. Casi la mitad (el 49%) de estos activos se entregaron fuera de España, en los países en que está presente el grupo y donde su actividad no se vio afectada por el proceso concursal. El 51% restante de las entregas se efectuaron en España. Adicionalmente, Martinsa asegura haber firmado 630 ventas sobre plano durante el pasado año, todas ellas en el extranjero.

La inmobiliaria presentó el pasado día 20 un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña que desestimó la denuncia milmillonaria que presentó contra el fundador de Fadesa Manuel Jove. La demanda que Martinsa interpuso en marzo de 2011, nada más salir del concurso de acreedores, acusaba a Jove y a su ex número dos de "decisiones y actuaciones presuntamente dolosas o negligentes".

Enlaces recomendados: Premios Cine