Citroën aparca su alianza con Mitsubishi por las "malas condiciones económicas"

Ambas empresas descartan un intercambio de acciones pero estrecharán su colaboración industrial

04.03.2010 | 08:54

No habrá alianza financiera entre PSA Peugeot Citroën y Mitsubishi. Al menos, por ahora. Ambas multinacionales confirmaron ayer a través de un comunicado conjunto que han "aparcado" su proyecto para consolidar un intercambio de capital –similar a la protagonizada por Renault y Nissan– por las malas condiciones económicas y el elevado precio de las acciones del grupo japonés. Tanto PSA como Mitsubishi matizaron, pese a todo, que seguirán colaborando en los proyectos industriales que tienen en marcha y en el lanzamiento de nuevos modelos.
A esta conclusión llegaron ayer los presidentes de ambas compañías, el luxemburgués Philippe Varin y el japonés Usamu Masuko, tras reunirse en Ginebra con ocasión del salón del automóvil que se celebra estos días. Según la prensa japonesa, Mitsubishi había iniciado las negociaciones a finales de 2009 para hacer del grupo francés su principal accionista, con entre un 30% y un 50% de su capital, debido a la complementariedad de ambas compañías.
No obstante, la "incertidumbre sobre los mercados financieros y del automóvil" y el elevado valor de los títulos de Mitsubishi acabaron por frenar ese posible intercambio de acciones. "Las condiciones son diferentes ahora de cuando empezamos las negociaciones", apuntó ayer Jean-Marc Gales, director general de marcas de PSA.
La multinacional francesa mantiene desde hace años diversos ámbitos de cooperación con Mitsubishi, como en el área de todoterrenos (con los modelos Mitsubishi Outlander, Citroën C-Crosser y Peugeot 4007).
Además, ambas empresas mantienen una joint venture en la ciudad rusa de Kaluga, y tanto Peugeot como Citroën tienen previsto desarrollar y comercializar bajo sus propias marcas sendos coches eléctricos basados en el Mitsubishi i-MiEV.
Por otra parte, la factoría viguesa de PSA se mantuvo en 2009 como la más productiva del grupo, con 384.900 vehículos, cien mil unidades más que la segunda en el ranking, Mulhouse (206+, 308 y C4), que cerró el ejercicio con una producción de 281.500 vehículos, según informó ayer la multinacional a través de su web. Tras Mulhouse, los centros más productivos del consorcio son Sochaux (308 sedan, 308 SW, 308 CC, 3008 y 5008), en Francia; y Trnava (207, C3 Picasso), en Eslovaquia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine