Como medida de presión

La planta de Figueruelas amenaza con huelga

El comité de empresa rechaza la propuesta de Magna, que prevé el despido de 1.350 trabajadores

19.10.2009 | 17:17

La comisión permanente del comité de empresa de la planta de Opel España ha rechazado por unanimidad la propuesta que les ofreció Magna el pasado viernes, 16 de octubre.

Además, mañana 20 de octubre, a las 10.00 horas tendrá lugar una reunión del comité de empresa al completo - consta de 35 miembros -, donde se propondrá una huelga por parte de los alrededor de 7.500 trabajadores de la planta.
"Esperamos que con la huelga se dé un nuevo empujón a la negociación", ha dicho el presidente del comité, José Juan Arceiz.

Según Arceiz, todos los sindicatos con representación en el mismo - UGT, CC.OO., CGT, USO, OSTA y Acumagne - han rechazado el plan de Magna por considerar que "es ambiguo en los tres puntos fundamentales: producción, inversiones y reestructuración".

La multinacional ofrece su compromiso de mantener las dos líneas de ensamblaje en Zaragoza, garantizando una capacidad técnica de 478.000 unidades de producción "con las inversiones que sean necesarias". Por otra parte, garantiza la presencia en Zaragoza de la plataforma GSV (Global Small Vehicle-nuevo Corsa), así como las inversiones necesarias para su desarrollo.

El documento establece, asimismo, los repartos de producción entre las factorías de Figueruelas y Eisenach, que serán entre 2010 y 2013 de "al menos" el 70 por ciento para España y "como máximo" del 30 por ciento para Eisenach; y del 72 por ciento para Figueruelas a partir de 2013; así como la ubicación de las matrices de estampación en las fábricas que construyan la mayoría de las respectivas carrocerías, así como que Magna "se concentrará en fortalecer la base de suministro para Zaragoza y trabajará en optimizar coste y eficiencia técnica".

En este sentido, la secretaria del comité, Ana Sánchez, ha señalado que con esta propuesta "Magna tendría las manos libres para hacer lo que le interese en lo relativo a personal y producción", ya que prevé el despido de alrededor de 1.350 personas.

Sánchez ha criticado que el plan "habla de inversiones pero no dice ni dónde, ni cuándo, ni cuánto; no concreta nada sobre los modelos; y deja el tema de la reestructuración totalmente abierto".

Arceiz ha aclarado que "se ven avances en el largo plazo, pero el corto plazo queda muy en el aire", además de que "hace falta puntualizar a fondo lo que va a pasar con la matriz de estampación y las dos líneas de ensamblaje y, sobretodo, que aclaren a qué se refieren con que los despidos se harán de forma socialmente responsable".

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine