División de Finanzas

Toyota se reorganiza tras sufrir los efectos de la crisis

27.12.2008 | 11:46

Toyota Motor reorganizará a partir de enero sus operaciones en Europa y África además de establecer una división de Finanzas independiente tras haber sufrido los efectos de la crisis económica global, según publicó hoy el diario "Nikkei".

El primer fabricante de coches del mundo ha decidido reorganizar en varios puntos su estructura para el "desarrollo de operaciones de negocio más sólidas como una empresa verdaderamente global", según la propia compañía.

A partir del 1 enero, las divisiones de Europa y África, separadas hasta ahora, se convertirán en un departamento de Gestión de Proyectos para los dos continentes y otro conjunto de Ventas y Marketing.

El objetivo, según Toyota, es fortalecer sus planes de negocio en África y Europa Central.

En el terreno de la contabilidad, la compañía ha establecido que a partir de enero dispondrá de un Departamento de Finanzas para las Compañías Afiliadas, una División de Contabilidad y otra de Finanzas.

La citada división de Finanzas será independiente después de que la compañía la integrara en 2006 en su división general de contabilidad.

Esta división financiera supervisará además los Servicios Financieros de Toyota que por su parte se encargan de todas las operaciones financieras del grupo corporativo.

El objetivo de Toyota es fortalecer la gestión financiera de la empresa y flexibilizar la toma de decisiones ante la acusada apreciación del yen y ante la caída del precio de las acciones del fabricante, que ha hecho menguar sus ganancias.

Ante la crisis, la división de finanzas tratará de dar un mejor uso al efectivo del que dispone el grupo Toyota Motor, según el "Nikkei".

Toyota Motor anunció recientemente que registrará en el actual ejercicio fiscal pérdidas de 150.000 millones de yenes (1.652 millones de dólares) en su beneficio por operaciones -su actividad ordinaria-, las primeras pérdidas en este capítulo desde 1940.

Su previsión de pérdidas se justifica en la caída de la demanda global por la crisis económica y la fuerte apreciación del yen frente a algunas de las principales divisas.

La compañía prevé además una caída interanual del 4 por ciento de sus ventas globales durante el año fiscal 2008, que finaliza en marzo de 2009.

Enlaces recomendados: Premios Cine