el mayor fraude de la historia

El Santander reconoce que tiene 2.330 millones vinculados a la "estafa Madoff"

El número de afectados no llega a las mil personas en España, según fuentes del banco presidido por Emilio Botín. Expertos gallegos avisan de que el agujero podría ser mayor.

15.12.2008 | 08:18

Agencias/j. Carneiro  Madrid/Vigo

El Grupo Santander, a través del fondo de inversión alternativa Optimal Strategic, gestiona fondos de clientes por un importe de 2.330 millones de euros que están ligados a productos de la firma estadounidense Bernard L. Madoff Investment Securities, según reveló ayer la entidad financiera.

Fuentes del grupo explicaron que hay cerca de mil clientes del banco en España con productos ligados a la gestora de Bernard Madoff, presunta responsable de un fraude de alrededor de 37.400 millones de euros (50.000 millones de dólares). Del importe total gestionado por el Santander, 2.010 millones de euros corresponden a inversores institucionales y clientes de banca privada internacional, mientras que los restantes 320 millones forman parte de las carteras de inversión de clientes de banca privada del grupo en España.

Además, el Grupo Santander tiene una exposición propia de 17 millones de euros a través de otro fondo de inversión.

Ante la presunta estafa, el grupo anunció que ejercitará las acciones legales que procedan en defensa de los intereses de los accionistas de su fondo Optimal Strategic, cuyas inversiones eran ejecutadas por Madoff Securities. El grupo recordó que Madoff Securities es una entidad autorizada, registrada y supervisada por la comisión del mercado de valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés), por lo que el proceder de Optimal ha sido "impecable" en todo momento.

Asimismo, la entidad presidida por Emilio Botín explicó que todos sus clientes afectados por la presunta estafa de Madoff son inversores cualificados de alta renta.

Compensaciones

Las mismas fuentes descartaron eventuales compensaciones para dichos clientes, dado que lo que se está investigando por parte de la Fiscalía de EE UU es un posible delito, ante el cual el Santander "no tiene que responder". En este sentido, subrayaron las diferencias entre este caso y el de Lehman Brothers, cuya quiebra afectó a clientes de Banif, filial de banca privada de Santander, a los que se ofreció canjear su participación en el fondo expuesto a la entidad estadounidense por bonos de la británica Abbey.

Por otra parte, expertos financieros y economistas gallegos creen que el agujero de la estafa Madoff, cuyo monto se ha calculado en unos 37.500 millones de euros (unos 50.000 millones de dólares), podría ser todavía mucho mayor, y sí comparan el escándalo con la quiebra del gigante bancario estadounidense Lehman Brothers por sus activos tóxicos.

Ahora que Wall Street parecía haber recobrado el pulso con la victoria de Barack Obama, la pesadilla del fraude vuelve a apoderarse de los mercados, que asisten a la segunda mayor estafa de la historia tras la de Enron hace unos años. Los expertos explican que se trata un nuevo golpe en la línea de flotación a uno de los componentes claves en el sistema financiero: la confianza.

"De momento disponemos de poca información, tan sólo lo que nos llega desde los medios de comunicación norteamericanos. Se ha destapado el iceberg, pero tendremos que esperar para conocer qué tamaño tiene", explica Francisco Sánchez, director de Renta-4 en Galicia.

Enlaces recomendados: Premios Cine