Banca

El Popular cree que las ayudas a los bancos distorsionan el mercado y crean un problema de competencia

27.11.2008 | 15:37

El consejero delegado de Banco Popular, Roberto Higuera, afirmó hoy que las ayudas de los gobiernos a los bancos "distorsionan" el mercado al favorecer a unas entidades frente a otras, por lo que considera que hacer frente a este problema de competencia será uno de los principales retos del futuro de la banca.

Pero desde Caja Madrid se considera que estas ayudas son necesarias y recordó que el dinero prestado a la banca "no es dinero que se ha dado gratis".

El Banco Popular considera que las ayudas ofrecidas por el Gobierno a la banca podrías distorsionar el mercado creando un importante problema de competencia. El consejero delegado de la entidad bancaria, Roberto Higuera, subrayó durante unas jornadas sobre el futuro de la banca organizadas por la APD, que con las ayudas a la banca se ha introducido "distorsión en el juego de libre mercado". "Se está generando desigualdad de mercado. Es chocante y está ocurriendo", aseveró.

En este sentido, Higuera resaltó que los gobiernos aún no han encontrado la fórmula para abrir los mercados ya que, a su juicio, las actuales ayudas al sistema no servirán para reactivarlos, aunque reconoció que están ayudando a mejorar la liquidez. Higuera indicó que todavía hay activos tóxicos que tienen que salir a la luz y hay bancos que aún pueden dar sorpresas, por lo que las citadas ayudas no servirán para zanjar el problema ya que la pérdida de confianza aún persiste.

"La masa ingente de dinero no va a abrir el grifo de la financiación que es necesario abrir", subrayó Higuera, quien explicó que la crisis de liquidez es como "una tubería que se ha atascado y no fluye, y aún no se ha encontrado la fórmula para desatascarla".

EL DINERO "NO ES GRATIS"

Para Caja Madrid todas las ayudas al sistema financiero tienen que ser vistas como positivas porque "no se puede permitir dejarlo caer".

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, afirmó que "ninguna economía puede permitir que el sistema se venga abajo aunque haya habido excesos. Es una buena decisión prestar ayuda porque si el sistema financiero no funciona bien, imaginen lo que puede ocurrir en la economía real", subrayó el presidente de la caja de ahorros

A su juicio, la intervención en el sistema ha sido la mayor de la historia, pero defendió que ha sido necesaria, ya que el papel de las entidades es ser intermediarias entre los ahorradores y los que necesitan financiar sus proyectos empresariales. Según indicó, a la banca se le debe pedir que sea eficiente y a los poderes públicos, que tengan una regulación homogénea. "Cada uno tiene un papel y lo tiene que asumir", añadió.

Blesa advirtió que en el futuro el sistema financiero internacional no va a ser igual y que se va a transformar, cambio del que también participarán las cajas. Aunque reconoció que las cajas van a sufrir y van a tener problemas, resaltó que éstas "van a subsistir".

Enlaces recomendados: Premios Cine