La crisis dispara el paro en España hasta su tasa más alta desde 2004

Corbacho dice que la subida del paro era "previsible" pero cree que el ajuste está llegando al final

24.07.2008 | 09:08


La crisis de la economía española se agudiza. El paro subió en 207.400 personas en el segundo trimestre del año, lo que supone unas 2.000 al día, situando la tasa de desempleo en su nivel más alto desde finales de 2004 con un 10,44%, ocho décimas más que a cierre de marzo. En algunas Comunidades como Madrid y Murcia el numero de desempleados se ha disparado en un 20% siendo uno de los mayores sectores afectados la construcción. Por culpa de este avance el total de desocupados en nuestro país ha escalado a 2.381.500, una cifra desconocida en los últimos ocho años. Todo ello provoca que haya aumentado en un 8% el número de hogares con todos sus miembros en paro. El Gobierno asegura que la subida era "previsible" pero cree que el ajuste está llegando al final.


La economía española sigue destruyendo empleo. En los últimos doce meses la cifra de desempleados se ha incrementado en 621.600 personas mientras que el número de ocupados se incrementó en 57.800 personas, situándose la tasa interanual de crecimiento del empleo en el 1,89%, según las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha hoy pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE).


La tasa de desempleo no alcanzaba un porcentaje de esta naturaleza desde el cuarto trimestre de 2004, cuando llegó a situarse en el 10,56%. Estas cifras superan las últimas previsiones del Gobierno, que estimaban una tasa de paro del 9,8% para este año y del 10% para 2009. El ajuste más intenso se ha registrado en el sector de la construcción que destruyó 122.400 empleos en el segundo trimestre y registró 87.100 parados más que entre enero y marzo.


De abril a junio se crearon 22.900 empleos (0,11%), alcanzando el número total de ocupados la cifra de 20.425.100 personas. La población española fue la que se llevó la mejor parte, al ocupar 20.900 empleos, con un crecimiento del 0,1% mientras que los nuevos empleos para los extranjeros crecieron un leve 0,07%.


En el segundo trimestre, el número de activos subió en 230.200 personas, un 1% en relación al trimestre anterior, quedando constituida la población activa por 22.806.700 personas. La tasa de actividad se situó en el 59,76%, cuatro décimas más que en el trimestre anterior, mientras que en términos interanuales el volumen de activos creció en 679.400 personas, un 3,07% más.

Aumenta el desempleo entre los extranjeros

Durante el segundo trimestre del año el desempleo aumentó en ambos sexos, aunque el incremento entre los hombres fue superior al experimentado por las mujeres. De esta forma, el paro femenino creció en 43.100 mujeres (3,7%), mientras que el masculino lo hizo en 164.300 hombres (16,1%). Con estos datos, la tasa de paro masculina aumentó más de un punto, hasta situarse en el 9,07%, y la femenina repuntó casi tres décimas, alcanzando el 12,28%.


Por nacionalidades, el paro de los españoles aumentó de abril a junio en 132.000 personas (7,9%), frente a un incremento de los desempleados extranjeros de 75.300 personas (14,9%). La tasa de paro de los españoles se situó en el 9,34%, siete puntos inferior a la de los extranjeros (16,46%), debido en gran parte a que la población inmigrante es más joven que la española.


Por edades, la subida del paro se concentró especialmente en el grupo de entre 25 a 54 años, con 126.000 desempleados más que en el trimestre anterior, seguido de la franja de 16 a 19 años (52.000 parados), de los de 20 a 24 años (21.900) y de los de 55 y más años, donde el paro se incrementó en 7.400 personas.


De abril a junio se destruyeron 64.500 empleos ocupados por varones (-0,5%), que contrastaron con los 87.400 puestos de trabajo que se crearon para mujeres (1,03%). Por edades, la creación de empleo se concentró entre los trabajadores de 40 años y más, mientras que se destruyeron puestos de trabajo entre los más jóvenes, salvándose únicamente la franja de 20 a 24 años, donde se registraron 8.300 empleos más.


En cuanto a la actividad, ésta aumentó en mayor medida entre las mujeres que entre los hombres. Así, el número de activos varones creció en 99.800 personas (0,77%), mientras que al finalizar el mes de junio un total de 130.500 mujeres más querían trabajar (+1,3%). De esta forma, la tasa de actividad femenina sobrepasó por primera vez el umbral del 50%, situándose en el 50,25%, y la masculina alcanzó el 69,64%.
En el segundo trimestre, sólo el sector servicios consiguió crear empleo, con un total de 255.500 nuevos puestos de trabajo (1,9%). En el resto de sectores se destruyó empleo, principalmente en el sector de la construcción, que perdió 122.400 efectivos en el trimestre (-4,6%) y 215.700 en un año (-7,9%). Por su parte, en la industria se destruyeron 68.400 empleos (-2%) y en la agricultura 41.800 (-4,5%).



El paro se incrementó en todos los sectores económicos entre abril y junio, especialmente en la construcción, con 87.100 parados más, que suponen un crecimiento del 30,1%. Le siguieron el sector servicios, que registró 39.700 parados más que en el trimestre anterior (4,6%); el colectivo de parados de larga duración, con 29.400 parados más (5,2%); las personas en busca de su primer empleo, con 24.700 desempleados más (12,4%); la industria, que ganó 19.500 desempleados (11,7%), y la agricultura, con 7.000 parados más (5,9%).

Desciende la temporalidad

El único dato positivo viene de la mano de la temporalidad. Los trabajadores con contrato indefinido crecieron entre abril y junio en 153.400 (1,3%), mientras que los temporales descendieron en 117.800 (-2,3%), reduciéndose la tasa de temporalidad casi ocho décimas, hasta situarse en el 29,39%.


Durante el segundo trimestre, el número de asalariados subió en 35.600 personas (0,2%) respecto al trimestre anterior, mientras que en términos interanuales el incremento fue de 73.700 personas (0,4%).


No obstante, el número de hogares con todos sus miembros en paro se situó en el segundo trimestre en 553.900, tras aumentar en 41.300 (8%) respecto al trimestre precedente. Los hogares con todos sus miembros ocupados se redujeron en 49.500, hasta totalizar 10.554.100.


Por comunidades autónomas, el paro sólo bajó en cuatro comunidades más Melilla. El mayor descenso lo experimentó Baleares, con 10.300 parados menos que en el trimestre anterior (-17,5%), seguido de Asturias, con 2.500 desempleados menos. En el resto de regiones subió el desempleo, principalmente en Andalucía, con 56.400 parados más. En cuanto a la ocupación se destruyo empleo en Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Murcia y Cantabria. Entre los ascensos, destacaron Baleares Cataluña y País Vasco .

Subida previsible

Desde el Gobierno, el primero en salir al paso de este mal dato ha sido el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que ha asegurado que la subida del paro registrada durante el segundo trimestre del año "era lo previsible". En este sentido, ha resaltado que la destrucción de puestos de trabajo en el sector de la construcción "está llegando al final" y que la industria y los servicios "se mantienen bien".


De cara al futuro, Corbacho ha recordado que "en su momento", auguró que el paro se situaría para el año que viene más cerca del 11% que del 10%". "Y yo creo que va a estar por ahí", ha resumido antes de destacar que las previsiones de la OCDE -que sitúan la tasa en el 10,7%- "pueden ser unas previsiones buenas".

Enlaces recomendados: Premios Cine