El Gobierno balear analizará la situación con Fomento

17.07.2008 | 00:00

El Gobierno balear ve de manera "preocupante" el anuncio de Spanair de recortar 1.100 tpuestos de trabajo, dentro del plan de viabilidad que llevará a cabo la aerolínea, y por ello el Ejecutivo autonómico tiene previsto, aunque sin fecha determinada, reunirse con el Ministerio de Fomento para analizar la situación.
La consejera de Trabajo y Formación, Margarita Nájera, manifestó que dada la delicada situación económica por la que atraviesa la Comunidad Autónoma y el conjunto del país, la noticia "no es nada buena".
Nájera admitió que "ya se veía" que algo así podía suceder, después de que SAS no lograra cerrar la operación de venta de Spanair. La consejera recordó que la compañía atraviesa una situación de "dificultad", con una flota de aviones "muy anticuada, con gran consumo de carburante y poco adecuada desde el punto de vista medioambiental".
Sin embargo, la titular de Trabajo quiso lanzar un mensaje tranquilizador porque las rutas que quedarán suprimidas no afectarán a la conectividad de las islas. Lo que sí puede verse afectado es el ámbito laboral, porque "no sabemos si van a hacer una remodelación de su red comercial o si parte del soporte de los aviones que Spanair quiere aparcar afecta a trabajadores de las islas".
Nájera apuntó de esta manera que habrá que ver a cuántos trabajadores de Baleares afecta el plan. A este respecto, precisó que si afecta mayormente a las redes comerciales, a Baleares "prácticamente no afectaría en nada" desde el punto de vista laboral, y si además, no reduce la conectividad de las islas con el espacio exterior, "será una mala noticia pero con poco nivel de incidencia en el archipiélago".
Aun así, remarcó que es "pronto" para adoptar medidas cuando todavía no se conoce con exactitud cuál es la situación, y agregó que el Gobierno balear está intentando hablar con los abogados de la empresa y con el Ministerio para analizar la situación.

Enlaces recomendados: Premios Cine