La OCDE prevé que el paro suba en España hasta el 10,7% en 2009

03.07.2008 | 00:00
José Ángel Gurría.
José Ángel Gurría.

Se convertiría en el país desarrollado con más alta tasa de desempleo

La tasa de desempleo en España será del 9,7% en 2008 y llegará al 10,7% en 2009, según el informe sobre perspectivas de empleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dado a conocer ayer en París.
El organismo internacional confirma así la previsión presentada el pasado 4 de junio sobre el nivel de paro en España, que se sitúa por encima de la media de la OCDE que será del 5,7% este año y del 6% en 2009.
Junto con Irlanda será el país europeo donde más crezca el desempleo en 2008 y el año que viene España tendrá el nivel de paro más alto del conjunto de países miembros, por delante de Turquía, que registrará un desempleo del 10,5%.
El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, atribuyó este dato en buena medida a la desaceleración del sector de la construcción, que ha sido el motor de la economía española en los últimos años, y volvió a recomendar a España diversificar sus fuentes de crecimiento.
En primer lugar, para no depender únicamente de un sector, y en segundo lugar porque la competitividad y la atracción de capitales requiere muchos elementos, entre los que mencionó la educación, el desarrollo y la flexibilidad de los mercados laborales.
"Estamos pasando por un momento en el que hay una caída del crecimiento mundial y España no puede ser una excepción", declaró Gurría a la prensa. "Tampoco nos vamos a rasgar las vestiduras pero estamos pasando por una desaceleración del crecimiento económico mundial muy importante. No estamos viendo una recesión, estamos viendo una ralentización", resumió.
Los autores del estudio desvinculan también el dato del paro con la flexibilización del mercado laboral que han acometido países como España, Estados Unidos e Irlanda, que lideran el ranking de países de la OCDE donde más aumentará el desempleo.
Según Martine Durand, coautora del informe, se trata de un "fenómeno coyuntural" que afecta a determinados sectores y que no tiene nada que ver con la flexibilización del mercado. La OCDE alerta igualmente de que la población inmigrante, que ha sido la más empleada en el sector de la construcción, será consecuentemente la más afectada por el paro.
El informe pone de relieve que el crecimiento del empleo en la zona de la OCDE se ha desacelerado pasando al 1,5% en 2007 cuando un año antes había sido del 1,7%, aunque sigue siendo un poco superior a la progresión de la oferta de mano de obra en la mayoría de los países de la zona.
Entre los países para los que la OCDE augura menores niveles de paro en 2009 figura Países Bajos, que pese a aumentar una décima se sitúa en el 2,7%; Noruega, que sube tres décimas y tendrá un 2,8% y Corea del Sur, que se mantendrá con 3,1%.

Enlaces recomendados: Premios Cine