desarrollo

Cuatro empresas internacionales se disputan parte del contrato argelino de Repsol y Gas Natural

01.06.2008 | 13:03

La empresa francesa Technip, la italo-japonesa Snamprojeti, la británica Petrofac y la indonesia IKP son las cuatro empresas internacionales precalificadas para disputarse el contrato de desarrollo de un tren de licuefacción de gas en la planta argelina de Arzew, concedido inicialmente a El Andalous, sociedad conjunta de Repsol, Gas Natural y Sonatrach.

El grupo argelino Sonatrach decidió buscar entre varias empresas internacionales la mejor oferta para suplir la actividad de El Andalous, que ha dejado de operar debido a las diferencias entre el grupo estatal y las españolas.

Mientras, la petrolera presidida por Antonio Brufau y la gasista presidida por Salvador Gabarró han elevado la cuantía de las indemnizaciones solicitadas ante el tribunal internacional de arbitraje por la ruptura del acuerdo con el grupo argelino para el desarrollo de la planta de Gassi Touil.

El propio presidente de la compañía, Antonio Brufau, indicó recientemente que existen "costes de oportunidad e intangibles" que elevan la cuantía de las indeminizaciones solicitadas por las empresas españolas al grupo argelino.

La planta está valorada en cerca de 7.000 millones de dólares (4.500 millones de euros). A finales de diciembre, Sonatrach contrató a expertos europeos para evaluar el impacto de los retrasos. La duración estimada de esta labor es de seis meses y sobre sus conclusiones Sonatrach formulará sus exigencias de indemnizaciones.

Sonatrach cuenta con el asesoramiento del despacho de abogados Shearman & Sterling, mientras que Repsol y Gas Natural han confiado la defensa de sus argumentos al bufete francés Derains & Associés, así como a Uría Menéndez.

INVERSIONES EJECUTADAS.

Sin contar la partida de lucro cesante, Repsol y Gas Natural calculan que su inversión ya ejecutada en el proyecto ronda los 200 millones de dólares (130 millones de euros) en cada caso. A estos 400 millones los litigantes añaden 24 millones de dólares (15 millones de euros) de la penalización en caso de parón contemplada en el contrato con Sonatrach.

De tener el cuenta el lucro cesante, las partes añaden la rentabilidad de un proyecto que hubiese procurado cerca de 9 bcm (miles de millones de metros cúbicos) de gas natural, y que estaba considerado uno de los más destacados de las compañías españolas en Argelia.

Hasta la fecha, las tres partes --Sonatrach, Repsol y Gas Natural-- exigían ante el tribunal de arbitraje de París indemnizaciones que, en conjunto, rondaban los 1.000 millones de dólares (640 millones de euros) en total.

Mientras, Sonatrach ha reiniciado la actividad en la planta gasista de Gassi Touil con ayuda de la empresa estadounidense Schlumberger. La compañía argelina estima que cada día de parón en la construcción tiene un coste que ronda los 275.000 euros.

noticias de FARODEVIGOMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo