El paro gallego en la actividad inmobiliaria aumenta un 44%

13.04.2008 | 00:00

La afiliación disminuyó cinco puntos en sólo un año

La desaceleración del sector de la construcción en España sigue creciendo día tras día. En el mes de marzo, según datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, la afiliación en el sector cayó en 25.791 trabajadores, lo que representa un descenso del 1,41%. Esta reducción se debe al retroceso del sector y, además, a la influencia negativa de la Semana Santa, que este año se celebró en marzo.
A pesar de todo, la afiliación en el ámbito de la construcción creció durante el primer trimestre del año en 10.269 ocupados, cifra que se concreta en un porcentaje del 0,57%. La diferencia con el mismo periodo del año 2007 es considerable. Entonces, se produjeron 104.995 nuevas altas, lo que supuso un incremento del 5,66%.
Las estadísticas también reflejan un descenso en el número de afiliados en los sectores ligados, directa o indirectamente, a la construcción.
En líneas generales y en el caso particular de Galicia, el número de afiliaciones a la Seguridad Social cayó un 0,01% respecto al mes de febrero del presente año, mientras que la tasa de variación interanual subió un 1,63%. El mayor incremento se produjo en la provincia de A Coruña, con un crecimiento del 1,86% y 8.173 nuevas altas.
En el ámbito de la construcción, la tasa de paro en Galicia en el mes de marzo ascendió a 316.990 personas inscritas como demandantes de empleo en el sector de la construcción. Este número rebasa en 97.194 ciudadanos al que se obtuvo hace tan sólo un año. Esto supone que el paro registrado en la construcción en Galicia creció un 44% en doce meses. El paro aumentó en marzo en dos sectores claves en la economía gallega: la construcción y la industria.
El dato, según explican los expertos, sería aún más negativo de no ser por el elevado volumen de obra pública contratada que se está ejecutando en estos momentos. Cuando estas obras finalicen, la situación podría verse agravada, tal y como apuntan los profesionales empleados en los diferentes sectores relacionados, directa o indirectamente, con la construcción.
La desaceleración económica, además, está provocando que las empresas prescindan de los obreros llegados de Portugal, ya que en la actualidad ya no se necesita mano de obra para cubrir la falta de empleados.
Por su parte, el catedrático de Geografía Económica de la London School of Economics Andrés Rodríguez Pose, que estuvo el miércoles en A Coruña para participar en un ciclo de conferencias, considera que el bache de la construcción va a ser profunda y va a afectar con intensidad a España. "El bache de la construcción va a ser muy importante. El parón del sector va a afectar mucho a la economía española. No hay que olvidar que España ha sido el país europeo donde más se ha construido en los últimos años", comenta. Andrés Rodríguez señala también que la crisis, si afecta con especial crudeza al sector de la vivienda, va a ser muy importante.
"Es muy probable que el Fondo Monetario Internacional esté en lo cierto al decir que la vivienda en España está sobrevalorada en un 20%. Por otra parte, si la crisis afecta al sector de la vivienda, ésta puede ser muy importante. Ahora bien, nos encontramos en un contexto de crisis mundial que puede afectar más a España que a los demás países. Quizás sea una crisis cíclica propia del capitalismo, pero el coste económico y personal va a ser muy fuerte", dice.

Enlaces recomendados: Premios Cine