El Pontevedra vuelve a ser lo que era

El regreso al estilo que ya le dio muchos puntos la temporada pasada trajo consigo la primera victoria del presente curso - El equipo recuperó la intensidad y la velocidad por las bandas que estaba necesitando

26.09.2017 | 05:17
Luisito, repartiendo petos durante un entrenamiento celebrado en Pasarón. // Rafa Vázquez

El Pontevedra regresó el pasado domingo a lo que ya funcionaba. Fue un equipo intenso, con movilidad arriba y con la velocidad en las bandas que le dan dos hombres habituales durante el curso pasado como Álex González y David Añón.

Con el retorno al viejo estilo que el año pasado metió al Pontevedra en el play off de ascenso y algún pequeño retoque para adaptarlo a las características que actualmente tienen las nuevas incorporaciones, el equipo obtuvo la confianza necesaria para ganar por primera vez en esta campaña.

Luisito lo intentó al principio de liga con nuevas ideas tácticas, un cambio de dibujo a defensa de tres centrales que no dio sus frutos al estar todavía la plantilla lejos de estar conjuntada. Con un esquema aparentemente menos complejo, la máquina parece ahora mucho mejor engrasada. Queda todavía por comprobar si esa mejora que ya se vio en los primeros minutos de Fuenlabrada y después en Pasarón ante el Sanse tiene continuidad ante los rivales fuertes de la liga como es el Rácing de Ferrol con el que se miden este fin de semana en A Malata.

Velocidad e Intensidad

Con dos extremos rápidos y con desborde como Álex y Añón, el cuadro granate obtuvo ese desborde por banda que hasta ahora no tenía. Es el primer partido como titular del cántabro, que parecía ya encasillado en el papel de revulsivo, y su rendimiento no pudo ser mejor al haber intervenido de forma directa en las dos jugadas de los dos primeros goles con sus asistencias para el penalti provocado y posteriormente en el 2-0. A la velocidad por banda y los balones laterales que tan buenos frutos le dieron al equipo en los dos últimos años, hay que unir también el aumento de intensidad de todo el equipo. Nadie estuvo el domingo por debajo de su nivel y eso hizo parecer al San Sebastián de los Reyes un equipo mucho peor de lo que realmente es.

Portería a cero

La defensa era una de las pocas cosas que parecía asentada en el once de Luisito en las últimas jornadas. Desde que el equipo volvió al sistema de dos centrales y Goldar entró a formar parte del once titular, los cuatro de atrás parecían fijos a pesar de que todavía seguían existiendo algunas lagunas defensivas. Ante el Sanse el Pontevedra completó su primer encuentro sin encajar con una línea de cuatro diferente al retrasar la posición de Adrián León del mediocentro al central zurdo. La semana que viene se esperan más cambios por la lesión de Jimmy.

Aplausos en la grada

"La afición no es parva, es soberana y estuvo de 10". Así se refirió Luisito después del partido a su hinchada. El domingo los aficionados de Pasarón tuvieron un gran comportamiento, despidieron al equipo y a todos los cambios con aplausos. No se escucharon pitos ni siquiera cuando los jugadores saltaron al campo antes de comenzar el choque, algo que en otras etapas sí era frecuente cada vez que el equipo venía de una mala racha. El número de espectadores no se iguala al de finales del curso pasado, pero con la bajada de las temperaturas sí se vieron más personas en el estadio que en los dos partidos anteriores a pesar de la lluvia y a que el encuentro era televisado.

Plaga de lesiones

En ese componente extra de suerte que todos los equipos necesitan para que todos los hombres estén sanos durante el año, al Pontevedra parece que le ha tocado la cruz. Luisito volvió a recordar tras el partido de que de los 14 jugadores que llegaron nuevos en verano, 9 pasaron por alguna lesión en los últimos dos meses. Cuando parecía que todo se había solucionado ya, ahora llega la baja de Jimmy, que lo tendrá alejado del fútbol por lo menos durante un mes. Por fortuna este año el club ha doblado la posición de lateral zurdo por primera vez desde la llegada de la actual junta directiva y el ex del Boiro tiene un relevo natural en la plantilla con un David Castro que ya jugó ante el Rápido.

Bruno, fuera de la lista

Es un aviso a navegantes. Nadie es indiscutible en este Pontevedra. Bruno está lejos en este inicio de liga del nivel que ofreció la temporada pasada y esto le ha valido para pasar de la titularidad a la grada de una semana para otra. Es el primer partido que se pierde el canterano por decisión técnica desde su fulminante llegada a la titularidad mediada la primera vuelta de la pasada campaña.

Añón, pichichi

La proyección goleadora del jugador coruñés es espectacular. Con cinco goles en seis partidos, está cogiendo el relevo de Mario Barco como principal referente de cara a puerta. Cierto es que tres de sus tantos fueron de penalti, pero eso no esconde unos números y un rendimiento que ya han pulverizado a los del curso pasado. Solo Rafa Mir (Valencia B) ha anotado más goles que él en toda la Segunda División B con una diana más. En el Grupo I nadie ha conseguido igualar sus cifras por el momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine