25 de septiembre de 2017
25.09.2017

El Pontevedra se reconcilia con la victoria

Los granates fueron muy superiores a un San Sebastián de los Reyes muy flojo en defensa que encajó tres goles en Pasarón y pudo recibir más - Jimmy se tuvo que retirar lesionado y podría estar un mes de baja

25.09.2017 | 04:08
Etxániz tratando de disparar a puerta rodeado de jugadores visitantes en el partido de ayer en Pasarón ante el San Sebastián de los Reyes. // Rafa Vázquez

El Pontevedra se reconcilió ayer con la victoria tras un buen partido en Pasarón en el que no dieron opción al San Sebastián de los Reyes (3-0). Los granates castigaron duramente la debilidad defensiva de los madrileños y dejaron el partido muy encarrillado ya en la primera parte con un doblete de David Añón.

La reacción del Pontevedra se hizo patente desde el minuto uno. El cuadro de Luisito salió mentalizado de que era necesario dar una buena imagen y no especular con el resultado y se lanzó sin reservas a por el partido teniendo hasta tres oportunidades claras para adelantarse en los primeros 7 minutos.

Jorge dispuso de la primera en el minuto uno en un balón largo que le sirvió para plantarse solo delante del portero, pero se cayó en el remate y el contacto con el portero no fue suficiente para que el colegiado decretase penalti tan pronto. Cuatro minutos después fue Adrián León el que estrelló la pelota en el palo al rematar de cabeza un centro de Prosi en una jugada a balón parado. Poco después llegó una preciosa jugada combinativa entre Añón, Etxániz y Jorge que el menudo jugador zamorano envió demasiado cruzada.

El Pontevedra rondaba el gol, pero este llegaría desde el punto de penalti, el cuarto a favor de los granates en lo que va de temporada. Añón fue derribado por Bicoro tras recibir un centro de Álex González desde la izquierda que cogió a los centrales visitantes a contrapié. El propio delantero coruñés se encargó de transformar la pena máxima.

La reacción desde el banquillo de Alfredo Santaelena no se hizo esperar. El entrenador del Sanse retiró a Bicoro, totalmente desbordado y autor de un penalti en el que le perdonaron incluso la segunda tarjeta amarilla, para meter a Lluch.

Pese al cambio, los jugadores granates siguieron atacando sin reservas buscando el segundo. Álex González y otra vez Adrián León de cabeza la tuvieron para ampliar la ventaja. También el San Sebastián de los Reyes, al que le costó unos 20 minutos empezar a combinar en campo rival,comenzó a probar las manos de Edu con dos disparos de Fer Ruíz y Maganto que recibieron gran respuesta del capitán pontevedrés.

En el ecuador de los primeros 45 llegó el segundo para el Pontevedra. De nuevo Álex González centró desde la izquierda, Etxániz no alcanza a rematar y Añón recogió la pelota por detrás para enviar la pelota al fondo de red para el 2-0.

A partir de ahí el choque se enfrió en el resto de la primera parte. El Sanse aumentó en contudencia, parando el partido hasta en dos ocasiones por lesiones de Miguel y Jimmy, esta última que obligó a hacer el cambio a Luisito y retrasar a Álex González a una posición poco habitual para él. Aun así, Jorge todavía dispuso de una oportunidad a mayores para hacer el tercero en una jugada personal dentro del área que le detuvo Barrios.

La segunda mitad empezó con los papeles cambiados. El Sanse salió del vestuario bien aleccionado por su entrenador y, sin nada que perder, dio un paso al frente para tratar de buscar agujeros en la defensa local, incidiendo especialmente por la banda de Álex. Al poco de empezar Neider estrelló en el palo un centro llovido que a punto estuvo de recortar distancias.

Los madrileños estuvieron más intensos en esta segunda mitad y tratando de generar un peligro que apenas crearon hasta antes del descanso. Pero el Pontevedra de ayer sí que estaba de "sí quiero" y en una carambola se encontró con el tercer tanto de la tarde. Jorge Hernández envió un balón largo que Barrios se adelantó a despejar con la mala suerte de que su despeje impactó en un defensor que acudía a presionar a Etxániz. El rechace quedó muerto en la frontal para que Marcos Álvarez hiciese a portería vacía el 3-0.

Con el partido ya visto para sentencia, los del norte de Madrid trataron de presionar arriba en busca de un gol de la honra que pudieron anotar en dos imprecisiones de Edu o poco después en un contragolpe que fue invalidado por fuera de juego cuando ya estaban celebrando el tanto.

Poco más a partir de ahí. El Pontevedra se apuntó su primera victoria del año ante un rival mermado por las bajas, especialmente en defensa. Los lerezanos permanecerán ahora atentos a la lesión que pueda tener Jimmy, pues su baja puede ser muy importante de aquí a las próxima jornadas y ya que se anticipa que podría estar hasta un mes fuera de juego. La próxima semana el Pontevedra tiene una salida muy complicada a Ferrol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine