14 de septiembre de 2017
14.09.2017
fútbol sala - Primera División Femenina

Garra y cautela, las armas del Pescamar

Las de Marcio Santos encaran el comienzo de una igualada temporada este sábado

14.09.2017 | 02:54
El entrenador el Poio Pescamar, Marcio Santos, alecciona a sus jugadoras en un entrenamiento. // G. Santos

Un exigente comienzo para una temporada que debe afrontarse desde la cautela. Es lo que pasa por la cabeza de Marcio Santos, el técnico del Poio Pescamar, ante el inminente arranque de la liga, que será este sábado en un enfrentamiento contra las actuales campeonas del Liga, las del Atlético Navalcarnero.

Los ajustes serán necesarios en estilo del equipo, la adaptación inevitable tras la reestructuración de algunas piezas importantes de la plantilla, pregona el técnico. "Hemos perdido tres jugadoras, hemos incorporado dos y hemos subido a jugadoras del filial", advierte el brasileño. Sin embargo, ni él ni las suyas pierden la ambición, que destaca como una de sus principales virtudes, al tiempo que piensan hacer vales su garra. Porque, explica Santos, la clave es "querer siempre más".

El cualquier caso el equipo afronta el año con precaución en cuanto a sus objetivos. La buena temporada pasada no le sirve para pensar ya en mejorar el resultado que en la 2016/2018 llevó a las rojillas a terminar sextas en liga. "Siempre digo que cada año hay que intentar igualar o mejorar lo que hiciste la temporada anterior; pero hay que ser realistas" ante los cambios que se han producido. Es por ello que su objetivo, por el momento, es el de alcanzar los puestos que dan acceso a la Copa y, a partir de ahí, soñar con lo que pueda venir.

En cuanto a la complejidad del rival del primer partido de liga, Santos cree que, aunque se trata de un duelo difícil, puede muy bien servir a su equipo para "medir el nivel al que estamos". Una seria piedra de toque para el nuevo proyecto. La liga que comienza es una de las más igualadas de los últimos años en opinión del técnico. "El año pasado había bloques diferenciados, con los dos de arriba muy separados y otros que competían entre ellos. Creo que este año los equipos que suben van a igualar mucho la competición.

El torneo liguero llega tras una pretemporada que no ha dejado mal sabor de boca al técnico. "A pesar de algunos resultados negativos, hemos querido jugar contra rivales fuertes y eso nos ha ayudado para buscar nuestra propuesta de juego. Ha sido una pretemporada bastante completa. La valoración general es para estar contento".

Un empate ante el Burela hace dos semanas y una gira por Portugal que ha incluido a equipos como el Benfica han constituido las pruebas del conjunto de Poio. Este sábado finalizan los ensayos con la primera cita liguera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine