balonmano playa

Waterfuckers y HandStrand, campeones gallegos en Nigrán

27.07.2017 | 02:46

Waterfuckers 2.0 (femenino) y PTV HandStrand (masculino) se han proclamado campeones de balonmano playa en Nigrán, en unas finales muy disputadas. Varios de los equipos participarán del 4 al 6 de agosto en el Campeonato de España, que se celebrará en la localidad cántabra de Laredo.

El Waterfuckers 2.0, que está realizando una temporada redonda, eliminó en semifinales a As Espartanas por 2-0 y se tuvo que enfrentar en la final a El Bunga. Fue un choque muy ajustado, que se tuvo que decidir en los "shoots-outs" -jugadas que no son estrictamente penaltis, sino uno contra uno con el portero-. El Waterfuckers se impuso por 20-19 en el primer set, mientras que el segundo cayó del lado de El Bunga (16-17). En los penaltis, victoria para el Waterfuckers por 4-3.

Tercer título

En la categoría masculina, el PTV HandStrand logró el tercer título gallego de su historia, pues ya lo había conquistado en las ediciones de 2013 y 2015. En semifinales sus componentes se deshicieron del Panchitos y en la final se vieron las caras con el BMP Sin Semilla.

A diferencia de lo sucedido en la final femenina, la igualdad se produjo en el número de sets pero no en el desarrollo de los mismos. El HandStrand avasalló en el primer parcial, que ganó por 20-10, pero recibió de su propia medicina en el segundo, que perdió con un marcador incluso más amplio, de 12-26.

Así que el vencedor también tuvo que decidirse en los "shoot-outs", aunque en este caso con algo más de margen que en lo visto en la categoría femenina. El equipo pontevedrés ganó 7-4.

En cuanto a las otras categorías en liza, triunfo del BMP Pescados juvenil, tanto en la categoría masculina coma en la femenina. El equipo masculino ganó la final al CSG, mientras que el femenino superó al AC Kaló Painkillers. Los vencedores en otras categorías fueron: Cadete: Veba os da Jrada (masculino) y BMP Pescados; infantil: Luceros Galicia Express (masculino) y Luceros VR; alevín mixto: Luceros Chapecoense.

Como padrinos en estas finales disputadas en Nigrán ejercieron dos de los mayores talentos que el balonmano vigués ha producido en los últimos años: el pivote Diego Piñeiro, ya capitán en el Ademar León, y el central Borja Méndez, que acaba de ascender a la Asobal con el Teucro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine