Kevin y Mouriño, únicos supervivientes del ascenso

12.06.2017 | 01:56

Dos años han tenido que pasar para que la mayor parte de los integrantes del ascenso de Tercera a Segunda División B hayan dejado de pertenecer a la entidad granate.

De los 21 jugadores que lograron superar el play off de ascenso a la categoría de bronce después de tres eliminatorias, a día de hoy en el Pontevedra tan solo cuentan con contrato dos: Kevin Presa y Adrián Mouriño.

Mientras, en el club se negocia por la continuidad de Edu Sousa y Bruno Rivada, lo que elevaría la cifra a cuatro. Es decir, menos de un 20% de aquel equipo se mantendrá, en el mejor de los casos, en la entidad granate.

Tras el salto de categoría, el Pontevedra dio la baja a Rubén Lobato, Fran Fandiño, Álvaro Muñiz, Jorge Rodríguez y Benja, a los que se unieron en el invierno de 2016 Segio Lloves y Tubo.

La transformación de aquel equipo dio un paso más el pasado verano, con las salidas de Campillo, Pablo, Pedro García, Tomás Abelleira, Anxo y Pablo Carnero. Sin ellos, el Pontevedra se quedaba con siete representantes del ascenso, pero las salidas de Adrián Gómez, Capi y Jacobo Millán dejarán al equipo con tan solo cuatro de ellos en caso de que Edu y Bruno digan sí a la oferta de renovación.

De estas bajas, tan solo Rubén Lobato, Álvaro Muñiz, Campillo, Pablo y Pedro García han podido seguir jugando en Segunda B. Está por ver el futuro de Adrián, Jacobo Millán y Capi, pero futbolistas importantes en el salto de categoría como Jorge Rodríguez, Anxo Vidal, Tomás Abelleira o Pablo Carnero no han encontrado acomodo fuera del Pontevedra en la categoría de bronce.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine