30 de noviembre de 2016
baloncesto - LEB Oro

El Peixegalego naufraga ante un Lleida muy superior

El Marín estuvo muy desafortunado en ataque y no defendió con agresividad - El choque se rompió antes del descanso

30.11.2016 | 05:22
Cabanas busca compañeros para pasar el balón. // Santos Álvarez

Partido nefasto para el Marín Peixegalego. El conjunto pontevedrés encajó una dolorosa derrota ante un conjunto llamado a estar a arriba, pero que llegaba a A Raña habiendo cosechado cero victorias en sus tres últimos encuentros. El Peixe pecó de inoperancia ofensiva y además, no encontró en ningún momento una solidez defensiva que le permitiese competir de tú a tú.

El choque comenzó igualado. Marín y Lleida intercambiaban canastas y el equipo local incluso logró adquirir una cómoda renta de cinco puntos, pero pronto cayó presa de su desatino de cara al aro. El Lleida ajustó su defensa y comenzó a secar a unos Derksen y Miso que habían encontrado fortuna en los primeros compases. El bloque catalán cerró su rebote y comenzó a atacar con dinamismo, lo que le permitió recortar e incluso irse hasta los tres puntos de ventaja, que al final del primer cuarto se quedaron en una única unidad gracias a la tímida reacción local.

Sin embargo, el Peixe no sostuvo su nivel en un segundo cuarto que resultó desastroso para sus intereses. Al Lleida tan solo le hizo falta hacer un buen inicio de período, refrendado con unos últimos minutos antes del descanso en los que pareció más un equipo de ACB que de LEB Oro. El 12-19 de parcial no hubiese resultado tan sangrante de no ser por el 0-12 encajado por el cuadro peixista en los últimos tres minutos.

Ese apagón llegó tras lo que semejó un conato de remontada. El Lleida había logrado irse 18-29, pero un triple forzado de Múgica en el último segundo de posesión cortó la sequía e hizo creer al bloque local. Entonces el Peixe se desató. Cerró su zona e impidió tiros fáciles al Lleida. Los triples ya no le entraban al equipo naranja y el Marín tuvo una contra clara para ponerse a tan solo cuatro. Miso no recogió el pase en boca de canasta y ahí comenzó la pesadilla.

El Lleida se creció y de los posibles cuatro puntos, se pasó a 18. Cada ataque del equipo visitante era sinónimo de canasta. El Peixe, errático ya anteriormente en ataque, comenzó a buscar guerras individuales. Bloqueados y sin ideas, los jugadores de azul entraron en un bucle en el que cada ataque era sucio. El Lleida se subió a la ola ganadora y poco a poco, fue cimentado una ventaja insalvable.

Sin reacción

Y lo fue. Porque el Marín no reaccionó tras la arenga de Llorente en el vestuario. Más bien al contrario. El conjunto pontevedrés salió amordazado y lo que llegó fue un nuevo arreón del Lleida que sentenció el encuentro. El Marín se chocaba en cada ataque contra sus propios miedos. La férrea defensa naranja tampoco ayudaba. Miguel Feliu comenzó a ofrecer su particular recital y fue imponiendo un tremendo castigo para el Peixe, que era incapaz tan siquiera de competir. En tan solo cinco minutos del tercer cuarto, el encuentro estaba visto para sentencia con un 35-63 sangrante.

Entonces llegó la relajación entre las filas visitantes. Borja Comenge hizo cambios y el Lleida empezó a tomarse el partido menos enserio. El Peixe siguió peleando y logró un parcial de 10-2 que dejó las diferencias en 44-65. El técnico visitante pidió tiempo muerto para poner en vereda a los suyos y el Marín volvió a mostrar su manifiesta incapacidad en el día de ayer.

Quedaba un último cuarto que parecía irrelevante, a no ser que ambos equipos diesen un giro radical de 180 grados. No fue así. El Peixe tuvo vergüenza torera y no le perdió la cara al partido, pero siguió pecando de falta de efectividad en ataque y ternura defensiva y finalizó encajando su severo correctivo en A Raña, donde parecía haber recuperado solidez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes Pontevedra

Kevin disputa el balón ante un jugador del Guijuelo. // Área 11
El Pontevedra se ahoga en sus miedos

El Pontevedra se ahoga en sus miedos

El equipo lerezano dilapidó sus tres tantos de ventaja en un nuevo tiempo añadido en el que encajó...

Un guerrero que por fin encontró la puntería

Un guerrero que por fin encontró la puntería

Ocupó todo el carril derecho y volvió a cumplir. Sin destacar por su presencia en...

"Esto no es casualidad, falta concentración"

"Esto no es casualidad, falta concentración"

El técnico también destaca que su equipo hizo "un partidazo" hasta el minuto 90

Un Arxil impotente se queda sin ideas tras el descanso

Un Arxil impotente se queda sin ideas tras el descanso

El equipo verde estuvo precipitado y muy errático en el tiro

Feijoo y Trabazo dominan en Poio

Feijoo y Trabazo dominan en Poio

Los dos ciclistas sub 23 demostraron por qué eran favoritos

A contracorriente para salir a flote

A contracorriente para salir a flote

El Pontevedra busca sumar por segunda vez a domicilio ante un Guijuelo que llega en la zona baja y...

Pontevedra


La Audiencia confirma la titularidad comunal de los terrenos de Montecelo

La Audiencia confirma la titularidad comunal de los terrenos de Montecelo

Desestima el recurso de la Seguridad Social contra la primera sentencia a favor de los vecinos de...

La Guardia Civil intercepta a un vehículo con 4.000 pastillas de Rivotril en Vilaboa

La Guardia Civil intercepta a un vehículo con 4.000 pastillas de Rivotril en Vilaboa

Los ocupantes, vecinos de la Cañada Real en Madrid, tenían también un lote de recetas falsas


Investigados los dueños de 18 perros hallados en un estado deplorable en Pontevedra

Investigados los dueños de 18 perros hallados en un estado deplorable en Pontevedra

Los animales padecían sarna, tenían fracturas mal curadas y se encontraban en muy mal estado

Las víctimas de accidentes exigen en Pontevedra un pacto de Estado para prevenir la violencia viaria

Las víctimas de accidentes exigen en Pontevedra un pacto de Estado para prevenir la violencia viaria

Lores insiste que "no hay excusas" para convertir las urbes en espacios seguros para los usuarios...

Enlaces recomendados: Premios Cine