Un empate que sabe a poco

El Pontevedra estuvo negado ante la portería rival y Mario Barco dispuso de las mejores ocasiones - Buscó el gol con ahínco, pero no supo concretar las jugadas de ataque, especialmente en el tramo final del partido

10.10.2016 | 03:23
Abel Suárez, en un mano a mano con el portero que no concretó en gol. // Área 11

El Pontevedra no pudo pasar del empate en su visita a El Plantío en un partido que a pesar de tener color granate pudo caer de cualquier lado en el último tramo, cuando el Burgos despertó de su letargo y logró generar alguna ocasión aislada para llevarse el gato al agua. Funcionó la presión que ejercieron los de Luisito sobre la salida de balón blanquinegra, pero faltó el gol.

El equipo granate salió al terreno de juego dispuesto a llevar el mando del encuentro sabiendo las dificultades que había tenido el Burgos en los partidos anteriores, en los que no había sido capaz de puntuar ante su aficionados.

Lo cierto es que los de Luisito salieron presionando bien al cuadro local y por eso se hicieron con el mando del partido, con buenas aperturas a las bandas y algunas faltas al borde del área, pero que no terminaron de cuajar en claras oportunidades.

Poco a poco el Burgos se fue estirando a base de balones altos a su delantero Montero, pero tampoco los de Mandiola conseguían crear oportunidades.

Nuevamente el Pontevedra en un nuevo arreón conseguía cercar la portería de Aurreko con un disparo de Abel en el minuto 26 que el central Jorge García sacó bajó palos. Ocho minutos más tarde nuevamente Abel se presentó delante de Aurreko en un mano a mano que salvó el capitán del Burgos impidiendo que se adelantara el conjunto pontevedrés.

Los blanquinegros se afianzaban en defensa, pero apenas conseguían hilvanar jugadas y la única acción reseñable llegó en el minuto 44 con un centro envenenado de Andrés desde la banda derecha que tuvo que salvar Edu.

En definitiva fue una primera parte con más dominio territorial del Pontevedra, pero con pocas oportunidades por los dos bandos.

Segunda mitad

En la segunda parte el conjunto local, al contrario de lo que sucediera en la primera mitad, salió con más empuje y quiso controlar el partido, pero curiosamente la primera oportunidad sería para el Pontevedra en un disparo de Mario Barco que no encontró puerta.

El Burgos intentaba poner más intensidad en su acciones en el centro del campo y empezó a forzar varios córners sobre la portería de Edu. Botó un total de nueve en la segunda parte y también consiguió dos faltas peligrosas al borde del área, ambas botadas por Prosi. La primera se marchó fuera por poco y la segunda provocó la mejor intervención de Edu a lo largo de todo el partido enviando el balón a córner.

El Pontevedra no tenía el control del partido, pero sí que salía con mucha rapidez buscando la portería de Aurreko.

En el tramo final del encuentro los granates tuvieron oportunidades suficientes para haberse adelantado en el el marcador.

Oportunidades granates

Así, en el minuto 70 un disparo de Mario Barco solo ante Aurreko lo consiguió despejar el capitán del Burgos. A falta de cinco minutos para el final llegó otra clara oportunidad con un doble lanzamiento primero de Miki y luego de Mario Barco que obligó a Aurreko a realizar sus mejores intervenciones de la tarde.

Con el tiempo prácticamente cumplido Álex Fernández cruzó demasiado el balón en su intento de batir a Aurreko. El Pontevedra lo intentó hasta el final sabedor de la importancia que tenían estos tres puntos para encaramarse en los primeros puestos, pero le falló la puntería y regresa de Burgos con un solo punto.

Acto del 75 aniversario

El próximo domingo el club granate conmemora su 75 aniversario y recibe al Lealtad en Pasarón y quería hacerlo con una victoria por la que luchó y que mereció por ocasiones, pero que al final no llegó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine