balonmano - División de Honor Plata

Ni liberados ni confiados

Quique cree que la victoria en Copa fue "un partido más" y "queda mucho por trabajar"

05.10.2016 | 02:41
Quique Domínguez, durante un entrenamiento. // Rafa Vázquez

Llevaban 16 meses sin ganar, pero para Quique Domínguez, lo del gafe fuera de casa no era tal: "Eso son cosas de la prensa, que cuenta los períodos de vacaciones y demás para hacer el titular más allmativo". El Teucro venció el pasado sábado en Copa del Rey al Amenábar a domicilio. Tuvo que volver precisamente a la pista de Zarautz, donde había cosechado su último triunfo, el 25 de abril de 2015.

Sin embargo, para el técnico teucrista, la victoria fue "un partido más". "Fuimos al País Vasco a pasar de ronda. El equipo no pensaba en otra cosa y ahora no lo veo más liberado que antes. No había ningún tipo de ansiedad con las visitas porque nosotros afrontamos igual los partidos de casa y de fuera", analiza el preparador.

De hecho, pese a la victoria, Domínguez hace autocrítica. El entrenador destaca que su equipo "hizo un mal primer tiempo", mientras que en el segundo fueron "mucho mejores". "Pudimos correr en la sefunda mitad y eso nos permitió llevarnos el triunfo de una pista complicada".

Pese a ello, Quique señala que el Teucro debe mejorar todavía en todos los aspectos del juego: "Tenemos que crecer en defensa, en ataque y en las contras". Para el responsable deportivo teucrista, su plantilla acumula "altibajos" a lo largo de los partidos y le falta "continuidad". Ése es el gran problema de su escuadra y para evitarlo entrenan "también el aspecto mental".

Tres partidos

El equipo trabaja esta semana para preparar una parte de calendario muy intensa. El sábado reciben al Tolosa en el que será el segundo -y previsiblemente- último partido en el Príncipe Felipe. Luego tocará viajar a Torrelavega para jugar el miércoles 12 de octubre, antes de recibir en casa, al sábado siguiente, al Nava. Tres en partidos en siete días. Un "maratón" que se repetirá en la última semana de octubre, con el viaje de nuevo a Zarautz, el choque de Copa entre semana ante el GO Fit Sinfín y el derbi, el sábado 29, ante el Cisne.

Pese a ello, Domínguez considera que la Copa es una competición muy aprovechable y desde luego "no molesta". "Ya sabíamos que sería así y quisimos pasar igual. Estamos preparados para jugar tres partidos en una semana", finaliza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine