Añón y su tobillo estarán listos para Burgos pese a la contusión

El atacante mostró su comprensión con Catalá pese a su dureza

05.10.2016 | 02:42
Añón es atendido tras el golpe que sufrió el domingo. // G. Santos

El tobillo de David Añón está hecho de goma. Eso habrán pensado los médicos del club granate tras comprobar que el fuerte golpe que recibió el coruñés el pasado domingo ante el Rácing de Ferrol se ha quedado sólo en una fuerte contusión.

Lo aparatoso de la entrada de Catalá, sumado a la retirada del campo del ex del Somozas en muletas hizo temerse lo peor a la dirección técnica pero todo ha quedado finalmente en un susto y David Añón ya está pensando en ser de la partida el próximo domingo en el partido que su equipo juega ante el Burgos, y tira de frase gallega con un "malo será" en lo referente a poder viajar con el equipo.

El atacante dijo ayer que todo quedó en "una contusión importante, hicimos ayer las pruebas y dentro de lo que cabe las noticias son buenas a pesar de que me dijo el doctor de que iba a tener la zona inflamada durante un par de días." Más tranquilo por el diagnóstico, Añón afirmó que el golpe quedó ahora como "una broma con los amigos, ya podemos hacer un chiste de esto aunque la verdad es que la entrada fue bastante fuerte. Aun así yo entiendo a Catalá, porque es cierto que el árbitro se confundió en la jugada del penalti y eso te lleva a estar cabreado y hacer cosas así".

Con la tranquilidad de saber que lo del coruñés no es grave, la enfermería centra también su atención ahora en las molestias de Portela y de Jacobo Trigo. El primero tiene un esguince en el tobillo que ya le dio problemas durante la pasada semana mientras que el segundo acabó el duelo ante el Rácing con una sobrecarga en el aductor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine