Derbi para medir el potencial granate

Luisito prepara el partido del sábado ante el Celta B con cambios tácticos ante las importantes bajas de Iker Alegre y Jacobo - Tras la derrota en el primer desplazamiento, los granates necesitan puntuar

14.09.2016 | 04:45
Luisito explica a sus jugadores una jugada de estrategia a balón parado en un entrenamiento en Pasarón. // Gustavo Santos

El Pontevedra volverá a tener un difícil desplazamiento en esta jornada. El derbi ante el Celta B, que se mantiene invicto en la competición y es uno de los aspirantes a jugar el play off, se antoja complicado.

El partido de este sábado, a las cuatro y media de la tarde, es vital para el Pontevedra que necesita puntuar para seguir la estela de los primeros clasificados, especialmente del Racing Santander que encabeza la tabla clasificatoria.

Precisamente, fue ante el Santander el primer desplazamiento del equipo de Luisito y los granates se trajeron una dura derrota del Sardinero tras un mal primer tiempo. Por tanto, por la cabeza del técnico local no pasa volver a perder porque dos derrotas en los dos primeros partidos como visitante traería muchas dudas a un equipo que sueña con estar arriba.

El Pontevedra no está teniendo suerte, primero fue la grave lesión de Iker Alegre que le tendrá apartado, al menos, seis meses y el domingo pasado la expulsión de Jacobo Trigo por lo que serán dos bajas importantes de cara al importante partido de este fin de semana.

El derbi se disputará en el campo de Barreiro y la directiva granate organiza un viaje para que los aficionados arropen al equipo. El precio del viaje en autobús, que saldrá del Pabellón de Deportes a las 14.15 horas, tiene un coste de 5 euros, cantidad que no incluye la entrada al partido. El precio de las entradas es de 10 euros para los menores de 17 años y de 15 para los adultos.

La inscripción se puede formalizar en horario de 9 a 14 horas y de 17 a 20 horas y el plazo se cerrará el viernes, a las dos de la tarde.

Aún así, serán muchos los aficionados que se desplacen al campo de Barreiro en sus propios vehículos para animar al equipo como suele ser habitual en las últimas temporadas.

Por su parte, el Celta B, que el pasado domingo doblegó en los últimos minutos al Izarra está quinto en la clasificación con un punto más que el Pontevedra y el propio conjunto del Izarra.

Los pupilos de Alejandro Menéndez buscan también jugar la fase de ascenso y poder militar en una Segunda División que foguee a estos jugadores de la cantera de cara al primer equipo.

Los equipo celtiña ha ganado dos partidos y a empatado otros dos, precisamente uno en casa ante el Racing Santander y el otro ante el Mutilvera, dos rivales ante los que ya ha jugado el conjunto de Luisito con distinta suerte.

Han llevado un calendario parecido en cuanto a los rivales y ahora han de decidir, el sábado Celta B y Pontevedra, la supremacia gallega en esta competición, ya que solo les separa un punto.

La plantilla granate ha estado preparando el partido en el campo de Príncipe Felipe y el técnico dispondrá de todos sus hombres a excepción de los mencionados Iker Alegre y Jacobo Trigo.

Lo que parece seguro, es que la afición granate estará apoyando en masa al equipo en este derbi con tres puntos importantes en juego a pesar de que esto no ha hecho más que comenzar, pero es importante para la mentalidad del equipo ir cogiendo confianza e ilusionar a los aficionados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine