Iker Alegre: "Volveré a vestir la camiseta del Pontevedra este año"

El asturiano está convencido de que con trabajo y sacrificio puede acortar los plazos de recuperación

10.09.2016 | 04:52
Iker Alegre dispara a portería en un entrenamiento con el Pontevedra. // Gustavo Santos

En cuestión de días, Iker Alegre ha pasado por todos los estados anímicos posibles. La expectación del público le rodeó cuando se supo que habría que esperar para verle jugar en liga. La euforia le invadió cuando debutó con un buen partido coronado por un gol de libre directo. La esperanza le llegó tras el susto, porque creía que sería menos de lo que ha sido. Y finalmente sufrió la decepción. Hoy ya trabaja en reconstruir sus fuerzas, que a golpe de optimismo le hacen pensar que estará de vuelta antes de lo que se podría pensar. Miles de dedos le impulsan y ya echan cuentas.

En Gijón fabricó Iker Alegre muchos de sus mejores recuerdos. Regresa allí para rescatar momentos brillantes del futbolista que es. Pero su presente y su futuro, al menos el más inmediato, están en Pontevedra, a donde llegó después de pasar por Zamora, Real Unión, Oviedo, Ourense y Logroñés. Posee la nada despreciable virtud de conservar su carácter afable incluso en tiempos de zozobra. Por eso no le faltan amigos que han querido hacerle llegar su porción de motivación. Con la fuerza prestada y la propia, el futbolista de banda granate está convencido de que su regreso será dulce y puede que hasta tempranero.

- ¿Cómo está? ¿Lo va encajando?

- Pues sí. Cuando me lo dijo el doctor no me lo esperaba, porque las sensaciones no eran del todo malas, pero conforme van pasando las horas voy asimilándolo, intentando coger fuerzas y pensar en volver a estar lo antes posible y de la mejor forma

- ¿Es la primera vez que tiene una lesión de esta duración?

- Sí. La verdad es que había tenido suerte hasta ahora. Nunca había tenido ninguna lesión grave, más allá de típicas roturas, cosas así que no revestían mayor gravedad.

- Sabe que tiene a un club, a miles de aficionados detrás, gente de una ciudad que piensa en su rodilla como si, en parte, fuera un poco de todos ¿Eso sirve de algo? ¿Le reconforta de algún modo?

- Claro que sirve. Tanto la presidenta como Roberto, como el cuerpo técnico y los compañeros me han transmitido todo su apoyo y que me van a ayudar en lo que puedan. También todos los aficionados y la ciudad de Pontevedra a través de las redes sociales o llamándome o por mensajes me han hecho llegar numerosas muestras de afecto y, la verdad, eso ayuda a coger fuerzas y afrontarlo mejor aún si cabe.

- ¿En quién se apoya en momentos así?

- Yo creo que tienes que coger fuerza de todos los mensajes y personas que te transmitan ese apoyo. No de nadie en particular. Hombre, mi familia es la que más me va a ayudar, que va a estar conmigo en el día a día y, sobre todo, el club y compañeros.

- Tiene ahora 30 años y ninguna lesión previa del alcance de esta. No debería tener problemas para recuperar ¿Qué le han dicho los médicos?

- Nada, que ahora paciencia. Tendremos que valorar cuándo lo operamos. Esperar a que baje la inflamación para poder operarla y ponerse en marcha rápido para que coja tono, para que se ponga lo más fuerte posible e intentar estar cuanto antes.

- ¿Cuántos mensajes y llamadas puede haber recibido estos días?

- Muchos. Muchos. Estoy muy agradecido. Llevo ya bastante tiempo en esto del fútbol y tengo muchos amigos. En momentos como este te das cuenta de toda la gente que has dejado atrás, que parece que no estaba, pero que sigue estando.

- ¿Se atreve a ser optimista?

- Sí. Yo estoy convencido de que este año voy a volver a vestir la camiseta del Pontevedra y esperemos que mis compañeros me echen una mano y puedan estar lo más arriba posible en la clasificación y alargar eso al máximo.

- El otro día contó que habló con amigos que ya han pasado por ahí, por el cruzado ¿Qué le dicen sobre cómo es el proceso?

- Pues? que las primeras horas, los primeros días, son duros porque tienes que intentar asimilarlo lo antes posible y una vez que lo asimiles intentar coger todas las fuerzas que puedas para empezar bien y desde hoy a trabajar. Con trabajo y sacrificio creo que los plazos se pueden acortar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine