"Tras el descanso fue un monólogo"

"Sabía que cuando metiéramos el primero tendríamos mucho camino andado, y así fue"

29.08.2016 | 02:27
Luisito durante el partido de ayer en Pasarón. // Gustavo Santos

El técnico del Pontevedra, Luisito, ya preveía que el partido iba a ser complicado pese a recibir en casa a un recién ascendido: "Sabíamos que íbamos a sufrir sobre todo si no abríamos la lata en la primera mitad, no fuimos capaces y fallamos dos ocasiones clarísimas nada más empezar". "A partir de ahí sabía que ellos tienen una complexión física tremenda, en los contactos eran más duros que nosotros, replegaban muy rápido, nos daban el balón, jugaban con dos líneas de cuatro además de un mediocentro defensivo que no se movía, y sabíamos que hasta que no metiéramos el primer gol que íbamos a sufrir", dijo.

"Nos costó muchísimo circular el balón y hasta hubo momentos que golpeábamos directo sobre Mario Barco y ese es un fútbol que yo no quiero", remachó. "No por que tengamos a Mario y a Mateu vamos a jugar así porque no es nuestro estilo y no queremos hacer eso", algo de lo que advirtió al equipo en el descanso pidiendo que no se contagiase del juego directo y lento del rival.También les pidió a los jugadores que no tuvieran ansiedad, "esto son 38 jornadas, hay que tener paciencia y hay que saber jugar este tipo de partidos con rivales que vienen muy replegados a buscar el cero a cero y a encontrarse una jugada a balón parado". "Era el guión esperado", añadió, pero afortunadamente "en la segunda parte el equipo se soltó mucho más, cogió más oxígeno y fue prácticamente un monólogo". Con todo, Luisito espera que el equipo logre "materializar antes esas jugadas que tenemos en ataque". "Ellos estaban muy frescos, sabían perfectamente a lo que venían, a replegar y contraataque largo y hubo momentos en los que lo hicieron bien, aunque ocasiones de gol no nos crearon ninguna", aseguró, y definió al Mutilvera como un "equipo superhonesto, superhonrado que van todos a una, aunque sabía que en el momento en el que le metiéramos el primero íbamos a tener mucho camino andado y así fue".

Cambios arriesgados

Reconoce que "arriesgamos un poco en los cambios, sobre todo de Mateo por Portela pero no me quedó otra, porque yo ha veía que ellos estaban bastante asfixiados que ya no nos hacían daño a la contra y metí atrás a Kevín y el equipo comenzó a circular mejor el balón y fue otro".

Dedicatoria

Destacó la labor de Mario Barco y Mateu, que "el tiempo que jugó estuvo a un nivel altísimo"; pero el técnico tuvo sus mejores elogios para un jugador que está pasando momentos difíciles debido al trágico fallecimiento de su tío estos días en un accidente laboral, David Añón."Otro futbolista no hubiera jugado y él el viernes llevó un palo enorme y esta victoria va para su padre y toda la familia porque yo sé que el chaval lo está pasando muy mal", explicó.

El técnico habló con Añón el sábado por la noche para saber si estaba en condiciones de disputar el partido y el propio Añón le comunicó que estaba a su disposición. Luisito aseguró que, pese a estas circunstancias, Añón "hizo un partidazo, estuvo a un nivel altísimo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine