Muchas incógnitas en el rival granate

A un día de que Guijuelo y Pontevedra inauguren la temporada en Salamanca, el oponente de los lerezanos aún no sabe de qué jugadores podrá disponer para el choque - El equipo volverá a jugar en hierba artificial

20.08.2016 | 05:10
Mouriño entre dos jugadores del Guijuelo en el partido que abrió la liga la temporada pasada. // G. Santos

Ya queda menos para que el Pontevedra arranque la temporada oficial. Los granates juegan mañana a las 18 horas en el Municipal de Guijuelo contra un rival al que ya se enfrentaron precisamente hace un año para iniciar la liga del retorno a Segunda B.

En aquella ocasión los hombres de Luisito no arrancaron de la mejor forma y, pese a haber sido superiores en el campo, el equipo salmantino se llevó la victoria de Pasarón por un marcador mínimo de 0-1 que estuvo condicionado por la expulsión del defensa central, Capi.

A pesar de que sólo ha pasado una temporada entre aquel partido y el que mañana les volverá a enfrentar, el duelo no puede presentar más diferencias. Los dos clubes se han reforzado mucho y han movido muchas fichas en su tablero que hacen que el duelo revista unos tintes totalmente diferentes. Además, el Guijuelo ha cambiado también a su entrenador y ahora es Mateo García y no Rubén de la Barrera (ahora entrenador de la Cultural Leonesa) el que dirige el cuadro verde.

El próximo rival de los granates se encuentra ahora en una situación de calma tensa. Tras una pretemporada de altos y bajos, desconoce a qué jugadores podrá alinear este domingo debido a que todavía no han podido inscribir a tres de sus últimos fichajes por problemas con la documentación que deben enviar sus equipos de origen. Se trata de Antonio Ayala, Álvaro Pérez y Carles Marc. El caso más complejo es el del primero ya que la documentación debe llegar desde Marruecos y parece poco probable que su situación quede totalmente resuelta antes del domingo. En la lado opuesto está Álvaro Pérez cuya tramitación es más sencilla al tratarse de un jugador llegado desde Valencia mientras que Carles Marc ha sido fichado tras su gran trabajo en la liga de Rumanía.

La primera piedra en el camino liguero de la disciplina pontevedresa se ha reforzado este verano con nueve futbolistas, dos menos que el Pontevedra, pero todavía tiene trabajo por realizar en el mercado al no tener aun su plantilla cerrada. Han configurado una plantilla con piezas de gran polivalencia a la que todavía le faltan algunos retales en la zaga. Su entrenador, Mateo García, es una de las caras nuevas y llegó directamente desde la Tercera División madrileña. Ayer, en la rueda de prensa previa al partido, el técnico dijo del Pontevedra que es "un equipo muy complicado que va estar entre los ocho primeros seguro".

En cuanto a los datos de pretemporada, únicos por los que momento se puede guiar Luisito para preparar el encuentro al no haberse jugado de momento partidos oficiales, el Guijuelo disputó este verano ocho partidos en los que ha sumado un total de dos triunfos (Zamora y Atlético de Madrid B), tres empates (Unionistas, Mérida y Coria) y tres derrotas (Valladolid, Getafe y Tordesillas); aunque ha participado en dos triangulares de 45 minutos por partido. En estos enfrentamientos de preparación, los chacineros han hecho un total de ocho goles y han encajado seis, sin que ninguno de sus futbolistas se demarcase como principal referencia goleadora al estar las dianas muy repartidas.

De cara a estar preparados al máximo para este partido, el Pontevedra se ha entrenado durante esta semana en Moraña en el campo de hierba sintética de O Buelo. Luisito ha querido ejercitarse este verano siempre en hierba natural para imitar las condiciones que se van a encontrar en casa cada dos semanas pero, con el objetivo de que el cambio a sintética de Guijuelo no les sorprenda mañana, el club ha encontrado esta nueva ubicación donde trabajar al menos durante esta semana.

La plantilla parte hoy ya hacia Salamanca y el entrenador de Teo deberá descartar a al menos un miembro de la primera plantilla, que se quedará en casa junto al sancionado Mario Barco y el lesionado Íker Alegre.

Nuevas camisetas

El equipo todavía no podrá estrenar las camisetas de la nueva temporada en la primera jornada. Los jugadores saldrán a jugar en Guijuelo ataviados con la equipación de las dos últimas campañas y a las que ya les han añadido los parches obligatorios que este año la Federación exige portar en el brazo derecho con el logotipo de la categoría de bronce del fútbol español.

La intención de la directiva lerezana es tratar de sacar a la luz la nueva equipación conmemorativa del 75 aniversario la próxima semana durante el debut liguero en casa ante el Mutilvera, algo que por el momento dicen que se antoja complicado al tratarse de una camiseta exclusiva de marca propia que precisa de localizar una fábrica que esté dispuesta a confeccionarlas en base al diseño que ya está finalizado, tanto para la primera como para la segunda equipación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine