baloncesto

Saúl Ares: "Marín fue un sitio clave en mi desarrollo deportivo"

Con el Peixegalego el agente morañés alcanzó éxitos a nivel nacional tanto como jugador como también de entrenador

10.08.2016 | 06:02
Saúl Ares, coordiandor masculino de la agencia Promo Sport. // FDV

El ciclo natural de un jugador de baloncesto que llega al ocaso de su carrera no tiene por qué ser el paso a los banquillos. El mundo del deporte tiene toda una baraja de posibilidades en las que reconducir una carrera y en uno de los menos visibles trabaja el vecino de Moraña, Saúl Ares. El organizador del campeonato 3on3 Carneiro ó Espeto por más de tres lustros se encarga desde hace más una década de localizar y representar a buenos jugadores de baloncesto por todo el planeta para ayudarle a crecer en sus carreras deportiva ya sean españoles, europeos o llegados desde las universidades americanas.

Cuando un joven Saúl Ares organizó hace 16 años la primera edición del 3on3 Carneiro ó Espeto, nadie le hizo presagiar que más de tres lustros después el torneo todavía seguiría vivo como uno de los de mayor prestigio de Galicia y su carrera deportiva, entonces enfocada como jugador, le llevaría a pasar por todos los puestos posibles desde los banquillos a las oficinas de representación en la agencia Promo Sport.

- Jugador, entrenador, representante, organizador de eventos? ¿le queda algo por hacer en el baloncesto?

- Si me quedase algo por hacer, ahora mismo no me lo planteo. Me siento un privilegiado porque he podido disfrutar del deporte que me apasiona desde diferentes perspectivas. Me inicié el colegio, y como en Moraña no había equipo tuve que pasar por diferentes sitios (Cuntis, Caldas de Reis y Vilagarcía de Arousa) hasta que llegué a Marín. Precisamente Marín fue un sitio clave en mi desarrollo deportivo pero también personal y profesional. Estoy muy agradecido a toda la familia del Peixegalego y en especial a su presidente Luis Santiago porque fue la persona que me dio la oportunidad como jugador inicialmente y que después apostó por mí como entrenador. Ya que hablamos del futuro, me gustaría seguir haciendo lo que hago. Echando la vista atrás, nunca habría imaginado poder ir a un campeonato de España como jugador y después hacerlo como entrenador para después desarrollar mi carrera profesional como representante de jugadores profesionales a nivel internacional. Dicho esto, tras acabar mi carrera universitaria no he dejado de formarme de manera continuada por si en algún momento hubiese que dar un giro a nivel profesional. Esto es algo que intento inculcarle a mis jugadores, hay mucha vida más allá del baloncesto.

- ¿Con qué se queda de todo lo vivido hasta ahora?

- No podría destacar solo una experiencia. A nivel personal, sin duda alguna el haber conocido a mis mejores amigos gracias al baloncesto. Ya en lo profesional, como jugador me quedo con la posibilidad de haber competido con Marín una fase de clasificación de un Campeonato de España y jugar contra jugadores que hoy disputan la Liga ACB y que han sido internacionales. En los banquillos, el momento más importante fue la clasificación para la fase final del campeonato de España junior porque era la primera vez que Marín lograba algo así, aunque recientemente han llegado los mayores éxitos en la cantera del Peixe. Como organizador no hay nada más especial para mi que seguir organizando el 3on3 Carneiro ó Espeto en Moraña y sobre todo después de dieciséis veranos ininterrumpidos. Ya en lo referente a representación, creo que el momento más importante ha sido cerrar el contrato de Jamar Smith con Unicaja Málaga, por lo que representa el poder tener un jugador en la Euroliga y en un club tan importante en España.

- ¿Cómo es el día a día de un representante de baloncesto?

- El día a día varía en función del momento de la temporada. Sí que es cierto que hay que ver muchos partidos todas las semanas, pero para nosotros el verano es una época muy importante y de mucha carga de trabajo en la que no tienes un horario fijo. Debemos estar disponibles a cualquier hora, teniendo en cuenta además la diferencia horaria con otros países (especialmente con EEUU). Una semana tipo durante la temporada podría empezar el martes con Eurocup, el miércoles FIBA Europe Cup, el jueves y el viernes Euroliga, también el viernes la LEB Oro, el sábado LEB Plata y el domingo ACB. Ese es mi cupo de visionado de partidos semanales más allá de los demás vídeos que tenga que ver puntualmente o los viajes que tenga que hacer para visitar jugadores o seguir torneos en directo. Es un trabajo de mucha continuidad (lleva once años) y para el que el concepto de vacaciones no existe. De todas formas como hago lo que más me gusta tampoco considero que sea un sacrificio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine