Un nuevo desafío para la cantera

ä Europa multiplica la exigencia para los salidos de A Madroa ä La calidad primará sobre la cantidad en el flujo al primer equipo

29.05.2016 | 03:47
Brais Méndez y Pape Cheikh, en el banquillo del Celta durante un partido amistoso. // Iñaki Abella

El presidente del Celta, Carlos Mouriño se ha mostrado concluyente: la exigencia de la cantera de A Madroa se ha multiplicado con la clasificación de la equipo para la UEFA Europa League (UEL) y a partir de esta temporada será la calidad más que la cantidad el criterio prevalezca en el flujo de futbolistas del filial al primer equipo.

La aportación de la cantera fue determinante en el ascenso del Celta a Primera División hace cuatro temporadas y desde entonces los chicos formados en A Madroa han mantenido un protagonismo sostenido en la vida competitiva del primer equipo, especialmente desde la llegada al banquillo de Luis Enrique Martínez, pero también con Eduardo Berizzo, que en las dos últimas campañas ha hecho debutar a cinco futbolistas en la máxima categoría: Borja Fernández, Borja Domínguez y Samuel Araújo en el curso 2014-15 y los aún juveniles Pape Cheikh y Diego Alende la pasada temporada. Otros dos futbolistas del filial, aunque no estrictamente canteranos, Josep Señé y el portero Néstor Díaz, dispusieron también de minutos.

Hace cuatro temporadas el Celta contaba en sus filas con tres internacionales: Krohn-Dehli, Augusto Fernández y el cedido Park Chou Yong; hoy ha doblado este número y cinco de ellos participan este verano en competiciones de máximo nivel como la Eurocopa del Francia (Nolito y Guidetti) o la Copa de América del Centenario (Marcelo Díaz, Pablo Hernández y Fabián Orellana). Y la competencia en el actual plantel se incrementará necesariamente este verano con los nuevos refuerzos que el club planea para el retorno del equipo a Europa, lo que hará difícil de sostener el actual peso de la cantera.

Hasta ahora, el protagonismo de los canteranos no se ha visto demasiado reducido con la progresión futbolística experimentada esta última temporada para alcanzar el continente, acaso porque la plantilla ha sido corta en número de efectivos y el gran papel desempeñado en la Copa del Rey ha obligado a Berizzo a tirar de jóvenes talentos de A Madroa como Pape y Alende, que han participado ocasionalmente en ambas competiciones y suman casi tantos minutos sobre el césped como futbolistas con ficha en el primer equipo como Dejan Drazic o Señé.

Aunque la portería no ha tenido un dueño claro en los últimos meses debido a la decisión de Berizzo de ir alternando bajo el travesaño a Sergio Álvarez y Rubén Blanco, el protagonismo de la cantera en el once tipo celeste no ha disminuido en relación a la temporada precedente.

Al final del curso 2014-15, el once habitual del Celta estaba integrado por cinco jugadores de la casa: el portero Sergio Álvarez, los defensas Hugo Mallo y Jonny Castro y el delantero Santi Mina, vendido el pasado verano al Valencia por 10 millones, que acabó jugando los últimos partidos de la temporada en el flanco derecho del ataque céltico. El ferrolano Álex López inició la Liga como titular y la concluyó en el banquillo, aunque con más de mil minutos en la Liga. Jugaron también, aunque de modo testimonial David Costas, Levy Madinda, Borja Iglesias y Rubén Blanco.

Este temporada Rubén y Sergio se han repartido la portería y Jonny y Mallo han mantenido su protagonismo como piezas esenciales de la defensa, a la que se ha sumado Sergi Gómez favorecido por la lesión de Fontás y en la que Carles Planas ha participado bastante más que en el curso precedente.

El medio campo ha estado en manos del trío integrado por Marcelo Díaz (ante que él Augusto), Daniel Wass y Pablo Hernández , mientras que el retornado Iago Aspas se ha colado como indispensable en el terceto atacante, bien como referencia en punta, bien arrimado a la banda derecha para permitir la entrada en la ecuación ofensiva del sueco John Guidetti. El talento moañés ha sido además el máximo goleador del equipo, con 18 goles (14 en la Liga y 4 en la Copa del Rey), a los que ha añadido cinco asistencias. Para el próximo curso, el desafío está servido.

Orellana

Por otra parte, malas noticias para los jugadores del Celta que ayer tenían diferentes compromisos en Chile e Inglaterra. La selección chilena, con el céltico Fabián Orellana como titular, cayó inesperadamente derrotada frente a la modesta Jamaica (1-2) en el último compromiso amistoso antes de disputar la Copa América del Centenario que se inicia el próximo viernes en Estados Unidos. El atacante celeste, al que el nuevo seleccionador chileno, Juan Antonio Pizzi, ha otorgado la titularidad, firmó una discreta actuación frente a los jamaicanos, que se impusieron con goles de Clayton Donalson (min. 36) y Joel Grant (min. 53). Nicolás Castillo, saliendo desde el banquillo, anotó el tanto de la Roja a 8 minutos del final del partido. En este último choque preparatorio, no participaron ni el Tucu Hernández, con una leve lesión muscular que no va a poner en peligro su concurso en el torneo, ni Marcelo Díaz, de permiso por causa de su reciente paternidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine