Triatlón - Juegos Olímpicos de Río 2016

Javier Gómez Noya: "No me preocupa la etiqueta de favorito"

El pentacampeón, muy centrado para Río

20.05.2016 | 04:55
El triatleta olímpico, Javier Gómez Noya. // Rafa Vázquez

Javier Gómez Noya cuenta los días para poder estar este verano en Río de Janeiro en busca de su primer oro olímpico. El triatleta afincado en Pontevedra estuve ayer en la ciudad del Lérez por un compromiso publicitario y repasó la actualidad de la preparación de los próximos Juegos Olímpicos.

Cada vez queda menos para que Javier Gómez Noya se lance a por el reto del oro olímpico. El triatleta gallego estará este fin de semana en Francia en una competición por equipos para continuar con su entrenamiento.

- ¿Cómo es el día a día de un aspirante a oro olímpico ahora que la cita está cada vez más próxima?

- Ahora mismo ya es un día a día muy duro, centrado única y exclusivamente al entrenamiento. Me levanto a las siete de la mañana, hago dos sesiones matutinas, generalmente una de natación y otra de bici después como y hecho una siesta casi obligatoria. Por la tarde hago carrera a pie y algo de gimnasio. Después siempre algo de fisio para recuperar a lo mejor masaje u otras veces estiramientos. En esas cosas se te va prácticamente todo el día, son épocas de mucho trabajo y aunque no es así todo el año ahora es lo que toca.

- Este fin de semana competirá en Francia. ¿Le queda una espinita de no poder estar aquí en Pontevedra para la Copa del Rey?

- Sí, desde luego. El año pasado tuve la oportunidad de competir aquí en el campeonato de España de sprint y de acuatlón y la respuesta del público fue espectacular, pero este año debemos estar en las competiciones que consideramos más interesantes de cara a la preparación olímpica y nosotros estaremos en Francia. De todas formas espero que la Copa del Rey aquí sea un éxito porque va a venir gente de mucho nivel y seguro que la gente también responde.

- ¿Ha cambiado en algo tus rutinas en este año olímpico con respecto a las de Pekín o Londres?

- Va un poco parecido a Londres en el sentido de comenzar un poco más tarde a competir y hacerlo menos y el tipo de trabajo que estoy realizando. En Pekín al ser más joven quise abarcar demasiado, hice un principio de temporada muy bueno ganando cuatro etapas mundiales seguidas y después tuve problemas con una lesión y al final no llegué a los Juegos como a mí me hubiera gustado. En Londres sí que llegué muy bien y por eso hice una gran carrera de la que estoy muy satisfecho. Lo que queremos en este ciclo es tratar de llegar en la mejor forma posible en esta prueba de Río.

- ¿Echa de menos la tensión competitiva de las series mundiales?

- Sí que se echa de menos. Es a lo que yo estoy acostumbrado, a competir desde marzo hasta septiembre y a esa sensación de estar siempre cansado y viajando. Lo que pasa es que este año entendimos que había que arriesgar un poquito más. Si sale bien estupendo y si sale mal, pues tampoco perderé tanto ya con el palmarés que tengo detrás.

- ¿La etiqueta de favorito, molesta, intimida, enorgullece...?

- Me da igual, sinceramente. Si me dices que los juegos son una carrera a siete pruebas como las series mundiales igual yo mismo te reconocería que soy el favorito, pero a una carrera de un día, el propio Alistair Brownlee inspirado puede tener más nivel que cualquiera de los demás, o Mario Mola si la carera se adapta a sus condiciones puede ser el más rápido, yo si la carrera va como a mí me interesa... Yo creo que hay seis o siete triatletas que tendrán muchas opciones y no me considero más favorito que los otros. De todas formas si me quieren poner esa etiqueta tampoco me preocupa porque yo soy el primero que va a intentar llegar allí lo mejor posible para rendir al máximo.

- Con la tendencia que tenemos en España de menospreciar a los deportistas si no consiguen los objetivos como le está pasando a Rafa Nadal ¿siente presión de tener que ganar el oro para que se siga valorando su trabajo?

- No, porque la gente me conoce y que sabe lo que hago ya me valora y me valorará de igual modo consiga lo que consiga. Si a Nadal con todo lo que ha hecho por el deporte en este país se le cuestiona me parece de risa, pero tampoco creo que a él le preocupe. Lo que viene de fuera antes me preocupaba un poco más pero ahora le doy menos importancia.

- ¿Piensa en Tokio?

- Después de Río habrá que pensar qué hacer. Tokio no lo descarto porque me veo todavía bien, con ilusión y con ganas, pero también es cierto que a veces me apetece probar cosas nuevas como variar de distancia o probar una cosa diferente. Pero por ahora prefiero no pensar en nada más allá de estos Juegos de Río.

- ¿Qué es lo mejor de los JJOO, la competición o la vida en la villa olímpica?.

- La competición mola si sale bien, sino ni te apetece disfrutar de lo demás. Yo tuvo dos experiencias muy diferentes en Pekín quería irme y estaba harto de estar allí porque tuve una mala experiencia, pero en Londres sí que disfrute mucho de poder ver otros eventos y de cruzarme con grandes deportistas a nivel mundial. A mí me gusta mucho el atletismo y en Río espero poder asistir después de mi carrera a alguna jornada en el estadio olímpico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine