Partido final con aroma a despedida

La situación contractual de la mayor parte de los jugadores de la plantilla hace que el futuro de todos ellos sea una incógnita tras el duelo ante el Burgos - La de Luisito es la única continuidad confirmada

12.05.2016 | 05:14
Miguel Loureiro, Antonio Bello y Alberto Campillo, durante un entrenamiento en Pasarón. // Rafa Vázquez

La última jornada de la temporada siempre tiene un significado especial en todos los clubes, sobre todo para el equipo que se despide de la liga jugando ante su afición.

Muchos son los futbolistas que tras poner punto y final a una temporada dirán adiós a los clubes a los que pertenecen para tratar de buscar en otra parte los minutos que no han tenido en su actual club o pelear por nuevas oportunidades para crecer en sus carreras deportivas, pero en el caso del Pontevedra la incertidumbre en este aspecto no puede ser mayor.

A día de hoy no hay ningún futbolista de la actual plantilla que tenga confirmada su presencia en el equipo el año que viene ya que casi todos ellos, tanto los que llegaron el pasado verano como los que firmaron su renovación tras el ascenso, ligaron sus carreras deportivas con el club granate únicamente por la presente temporada 2015/2016.

Después de que el colegiado decrete el final del partido, allá por las 20 horas del domingo si no se producen acontecimientos que retrasen el desarrollo del encuentro, comenzará un proceso en el que cada jugador de la plantilla deberá reunirse con el club para conocer dar a conocer sus intenciones de cara al próximo curso así como las de la propia entidad lerezana para con ellos.

En estos momentos solo el entrenador Luisito tiene por segura su continuidad en Pasarón cuando se inicie la temporada próxima, pues así lo han anunciado y firmado hace unas semanas en rueda de prensa, una baza que el club también sabrá jugar a la hora de convencer a muchos futbolistas de la actual plantilla para que continúen vistiendo de granate al menos un temporada más, sabedores de la buena relación que el de Teo tiene con los jugadores.

De los veintidós jugadores que engrosan las filas del conjunto de Pasarón, solos dos de ellos, Kevin Presa y Tomás Abelleira, tienen contrato de vigor para la nueva campaña que se iniciará en agosto. Pero esta vinculación tampoco asegura que cualquiera de ellos sigan entrenándose bajo las órdenes de Luisito. En el caso del mediocentro, su salida se puede producir en forma de traspaso, ya que su gran año y juventud hacen de él un futbolista codiciado en el mercado veraniego. En el caso de Tomás, su escasa presencia en el juego puede hacer que sea el propio mediapunta el que decida buscar una oportunidad en otro club en que demostrar su calidad, el canterano ha sido el jugador menos utilizado por Luisito en toda la temporada. También tiene contrato con el club el futbolista actualmente cedido en el Rápido de Bouzas, Miki, quien amplió su contrato antes de sellar su retorno temporal a club aurinegro.

Especiales son los casos de Hugo Rodríguez y Álvaro Queijeiro. Por el jerezano existe una opción preferencial de repesca por parte de su anterior club, el Cádiz, tal y como se especificó en el día de su presentación y en el caso de Queijeiro, volverá a las filas del Deportivo de la Coruña, club con el que tiene contrato y que cedió sus derecho al Pontevedra hasta final de la temporada.

El trabajo de la dirección deportiva será largo, a destajo y con muchos frentes abiertos si quieren conseguir tener la plantilla cerrada para antes del comienzo de la pretemporada, tal y como pasó en los dos últimos veranos. Si bien es cierto que para este curso el tiempo de maniobra es mayor al no disputarse los partidos por el ascenso.

Sanción a Jacobo

El centrocampista granate, Jacobo Millán será junto a Pablo Carnero la única baja del equipo para el último partido de liga al confirma el juez de competición su pertinente sanción de un encuentro por acumulación de tarjetas amarillas.

De esta forma, Luisito deberá hacer cuatro descartes para este domingo, jugadores que ya habrán jugado su último partido con la elástica pontevedresa, al menos en esta temporada.

Las mínimas posibilidades que tiene el equipo para meterse todavía en Copa del Rey pasan por ser el mejor clasificado de todos los grupos que no acaben en los cinco primeros puestos (filiales al margen), esto obliga al Pontevedra a ganar en Pasarón y esperar que no lo hagan otros oponentes en esta pelea como Cultural Leonesa, Guijuelo y Arenas de Getxo o Amorebieta, del Grupo II.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine