El equipo no baja los brazos pese al tropiezo ante el Izarra

Mientras queden opciones, Luisito seguirá exigiendo lo máximo a la plantilla para consolidar la quinta plaza y tratar de asaltar la cuarta ä Los granates ya piensan en el Sporting B

05.04.2016 | 05:15
Anxo, seguido de Bruno, Kevin y Mouriño, conduce un balón durante una sesión de entrenamiento en Príncipe Felipe. // G. Santos

Que la dura derrota en Estella no mine la moral de la plantilla granate. Ese es el objetivo del cuerpo técnico esta semana para que el Pontevedra siga peleando hasta el final y consiga sacar adelante los seis partidos que restan de competición.

La mentalidad del equipo es la de ganar todo lo que queda por delante para confirmar la presencia en la Copa del Rey la próxima temporada y Luisito no esconde que el objetivo, mientras aun queden opciones, no es otro que el de "quedar cuartos y si no se puede ser cuartos, pues hay que ser quintos y jugar la copa, que igualmente sería un éxito rotundo". La tensión debe ser máxima para evitar desplomarse, ya que la brecha de 9 puntos que ahora mismo existe entre el Logroñés (cuarto) y el Pontevedra es la misma que separa a los lerezanos de la Arandina (décimo tercero).

Precisamente la diferencia de los cuatro primeros con rel resto es más notable si se atienden a los goles ya que los clubes en cabeza tienen un golaverage ampliamente superior al resto.

Todos los equipos que ahora mismo ocupan puestos de play off han marcado como mínimo 17 goles más de los que ha encajado, mientras que los restantes equipos de la liga están bastante lejos de estas diferencias, siendo el Lealtad de Villaviciosa (octavo) el que mejor average tiene con +8.

Esto se debe en gran medida, además de a su mordiente ofensiva, a que cualquiera de los cuatro primeros clasificados son también los que menos goles han recibido en toda la liga (22 el líder Rácing de Ferrol y 23 Rácing de Santander, Tudelano y Logroñés).

Unas cifras que confirman la igualdad que existe también entre los equipos que ya al comienzo de la temporada se postulaban como principales candidatos a pelear por ascender al final de la campaña y que ya han confirmado esas expectativas sin que se produjesen excesivas sorpresas.

Con la mente ya puesta en el próximo partido de liga, el equipo tendrá una baja obligada por sanción para medirse el próximo domingo al Spórting de Gijón B. Anxo vio en Estella la quinta tarjeta amarilla y, a falta de confirmación oficial por parte de la federación, deberá cumplir un partido de sanción.

Su ausencia se une a la de Pablo Carnero y Capi por lesión, que todavía están lejos de poder entrar en las convocatorias al no entrenar todavía junto a sus compañeros.

La primera plantilla descansa hoy después de realizar un entrenamiento de recuperación en el día de ayer en Príncipe Felipe y desde mañana miércoles se pondrán manos a la obra para tratar de conseguir unos tres puntos ante el filial sportinguista que además de para beneficio propio, también servirán de ayuda a dos equipos gallegos del grupo que ahora mismo están en apuros como son el Compostela y el Celta B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine