ÚLTIMA HORA
Un tren arrolla un autobús escolar en Francia y deja víctimas mortales

Correctivo del líder al Pontevedra

Los granates fueron muy inferiores a un Racing de Ferrol que mostró sus credenciales para ser el campeón y que estuvo cómodo sin el balón ä Los de Luisito no dispusieron de ocasiones claras de gol

15.02.2016 | 02:29
Jacobo se lleva el balón ante la oposición del racinguista Nano. // Rafa Vázquez

Gran desigualdad la vista ayer en Pasarón entre el Pontevedra y el Racing de Ferrol. Sobre el césped se vio a un equipo por hacer, con grandes cambios en sus alineaciones y en su sistema táctico, mientras que el rival se presentó con un equipo veterano, con mucha calidad y con un físico que superaba a los granates. El Pontevedra repitió errores en la salida de balón y no pudo con el muro de un equipo que demostró por qué es más que serio candidato al ascenso. El resultado fue un 0-3 incuestionable y que aleja de los puestos de play-off a los granates.

El partido empezaba mal para los intereses del Pontevedra, que partió con un 4-1-4-1 con Queijeiro como único pivote. El primer susto le pasó en el minuto 4, cuando Campillo no pudo hacerse con balón que recuperó Joselu, que tiraba demasiado cruzado. Era un primer aviso, pero no tardaría el Racing de Ferrol en hacer algo más que amenazar la portería de Edu.

Sería un minuto después cuando llegaría el mazazo para los granates. Los ferrolanos forzaban en el minuto 5 un córner y tras un mal despeje de Capi, Golobart remataba con un potente disparo a las redes de la portería del Pontevedra, sin que Edu pudiese hacer nada. Se le ponía cuesta arriba el partido al Pontevedra muy pronto, pero sin renunciar a su 4-1-4-1, Hugo centraba un balón peligroso en el minuto 10 que por poco no encontraba rematador en la acción más peligrosa hasta el momento.

Pensaba el Pontevedra en la remontada y daba un paso adelante en el medio de campo y tomaba la iniciativa del partido, pero no llevaba el peligro a la portería de Sergio. Al contrario, con el Racing replegado, las sensaciones invitaban más a que los ferrolanos podían robar y tratar de probar a la contra con Joselu. Y eso sucedería en el 21, pero Campillo forzaba el fuera de juego por lo que el gol sería anulado, aunque sí dejaba la sensación de que el Pontevedra iba a necesitar un plus más en defensa.

Sucedían los minutos y se veía sobre el césped a un equipo ya hecho, el Racing, y en frente a un equipo que lo intentaba, sin ningún éxito. El primer tiro entre los tres palos sobre la meta del juvenil Sergio sería en el minuto 31, en un lanzamiento de una falta desde tres cuartos de campo de Hugo, que buscaba cruceta, pero llegaría Sergio para hacerse con ella. En el 36 probaría Jacobo de lejos, forzando un córner para mostrar ciertos nervios en el portero.

Pero el peligro real lo volvería a llevar el Racing. El primer aviso, en el 38 fue un remate de Nano, tras un lanzamiento de falta de Pablo Rey. El lateral remataba solo en el punto de penalti, pero Edu despejaba a córner. El saque de esquina lo cobraba Pablo Rey y el balón llegaba a los pies de Jacobo, liándose en el rechace, el balón entraba en propia meta para el 0-2.

Sin más recursos el Pontevedra, el 0-3 llegaría en el 43, cuando un error defensivo del Pontevedra le permitía a Vela lanzar un centro raso desde la derecha, que acabaría rematando Joselu a placer en el segundo palo. El Racing había hecho méritos para ir por delante en el marcador, pero el 0-3 con el que se iba al descanso el partido, era demasiado castigo para el Pontevedra.

Probaba Luisito un campo táctico en la segunda parte dando entrada a Jandrín y a Anxo, jugando con tres centrales y adelantando a Queijeiro. No era la solución y una pérdida de un balón en el balcón del área rival culminaba una contra en un 3 para 2 centrando Peláez a Kike, que no consigue rematar cuando estaba solo en el segundo palo. No volvería el Pontevedra a probar a Sergio hasta el minuto 72, con un tiro lejano de Anxo que el meta atajó sin dificultad. Conforme iban pasando los minutos, se alejaban unas opciones de remontar que los granates nunca llegaron a tener.

El Racing volvería a dejar el peso del partido al Pontevedra, estando cómodo por la falta de peligro que creaban los de Luisito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine