Balonmano - Liga Asobal

El Teucro se diluye en el tramo final

Los azules aguantaron le aguantaron el ritmo al Guadalajara durante solo 40 minutos

06.02.2016 | 03:09
Carró trata de lanzar a portería ante la defensa del Guadalajara. // R. V.

No pudo ser. Al Teucro se le siguen atragantando los partidos fuera de casa y ayer en Guadalajara cayó a manos del conjunto local en un partido que tuvo emoción hasta mediada la segunda parte, pero que poco a poco se le fue complicando a los teucristas hasta llegar a perder por un margen de seis tantos que finalmente fueron maquillados hasta el 32-30 definitivo, que hace que los azules tengan ganado el golaverage a su rival. Una exclusión de Víctor Rodríguez fue decisiva para que el BM Guadalajara comenzase a abrir una brecha en el marcador que a la postre se hizo insalvable.

El equipo pontevedrés sufrió en exceso los problemas de jugadores importantes en la rotación y el equipo titular como David Chapela o Edu Moledo, o la ausencia por el mismo motivo de Pichel, que se quedó sin jugar pese a viajar.

El partido comenzó con una intensa lucha de poder entre ambos contendientes en la que el Teucro fue capaz de llevar la iniciativa tras un arranque algo irregular.

El empuje de los siempre efectivos Carlos García y Dani Hernández mantenía por delante al Teucro durante la primera hora con una mínima ventaja de un gol con la que se llegó al descanso (13-14).

Tras la reanudación la contienda pareció seguir por los mismo derroteros, con los azules controlando los ataques rivales y manteniéndose muy vivos en un partido que pintaba bien para los de Quique Domínguez.

Fue entonces cuando se produjo la inoportuna exclusión de Víctor Rodríguez que fue bien aprovechada por un Guadalajara que en un espacio corto de tiempo sorprendió a los visitantes metiendo una marcha más y volteando un marcador que pasó del 19-19 al 26-22 en algo más de ocho minutos y con poco tiempo para que el cuadro pontevedrés pudiese trabajar la remontada y recomponerse del mazazo.

Pese a todo, los últimos minutos del partido fueron de mayor dominio pontevedrés, y el Teucro consiguió reducir distancias y minimizar en solo dos tantos la diferencia que por momentos se había hecho de hasta seis goles de diferencia. Fruto de ello los manchegos no consiguieron anotar durante los tres minutos finales y los pupilos de Quique Domínguez lograron apretar las distancias en el electrónico desde el 32-26 al 32-30 con el que ponen de su lado el golaverage particular entre ambos equipos (en la primera vuelta el Teucro se llevó el partido por 29-26).

El extremo brasileño del Guadalajara Chiuffa fue el mejor jugador del encuentro y dejó ver por qué es uno de los tres máximos goleadores del campeonato de liga con once goles en el zurrón y una gran efectividad de cara a puerta. Ese gran número de tantos fue calcado por el capitán de los azules, Carlos García, con las mismas anotaciones a su favor y todavía con mejor efectividad al sólo haber fallado dos de sus trece intentos.

La diferencia en esta ocasión estuvo en la portería, donde Amérigo no pudo repetir ser el salvador de otras veces con pocos balones detenidos mientras que Hombrados tuvo su oportunidad para lucirse ante los suyos con catorce paradas en su haber.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine