Una expulsión condicionó el encuentro de ida

15.01.2016 | 03:03

El partido ante el Cacereño fue uno de los cinco encuentros que el Pontevedra perdió durante la primera vuelta de la competición.

En tierras extremeñas y bajo el sol justiciero del último fin de semana de agosto, los granates cayeron por la mínima en un partido que e vio condicionado por la expulsión de Pablo Carnero con roja directa por un cuadro en el salto cuando el partido iba aun por el ecuador de la primera parte.

Un gran gol de Pablo Gallego a comienzos de la primera parte acabó sentenciando la contienda, toda vez que el calor y la inferioridad numérica hicieron mella en las piernas de los futbolistas granates, a los que se le hizo largo el partido.

La alineación que salga de partida en Pasarón tendrá al menos dos novedades con respecto a la que jugó en Cáceres pues los titulares en la primera vuelta. Álex Fernández y Adrián Mouriño, continúan con el proceso de recuperación de sus respectivas dolencias. A estas ausencias se puede unir también la novedad de Capi, quien en la segunda jornada de competición no pudo formar parte de la expedición de su equipo a tierras extremeñas al tener que cumplir un partido de sanción por expulsión.

Cabe destacar que el entrenador del Pontevedra, Luisito, formó parte del conjunto cacereño en su pasado como futbolista durante la temporada 93-94. Con ellos jugó un total de 17 partidos en los que anotó cinco tantos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine